¿LOS PERIODISTAS NO TIENEN OPINIÓN?

Alfredo Vignolo 2

A raíz de un comentario en mi Facebook personal, hay una andanada de ataques miserables, lo increíble es que la gran mayoría no son periodistas, pero fungen como tales en algunos medios de comunicación social.

Insanamente pretenden involucrar el cargo que tengo como presidente del Tribunal de Honor del Colegio de Periodistas del Perú y desean que renuncie, cosa que no voy a hacer, vivimos en democracia y existe Libertad de Prensa y de Opinión.

Ante el bullyng, me amparo en la Constitución Política que señala que “Toda persona tiene derecho:”, “A la libertad de conciencia y de religión, en forma individual o asociada. No hay persecución por razón de ideas o creencias. No hay delito de opinión. El ejercicio público de todas las confesiones es libre, siempre que no ofenda la moral ni altere el orden público” y “A las libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante la palabra oral o escrita o la imagen, por cualquier medio de comunicación social, sin previa autorización ni censura ni impedimento algunos, bajo las responsabilidades de ley”.

La Declaración Universal de Derechos Humanos, del cual el Perú es Estado Parte prevé que “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión…”, además, “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

La Declaración de Chapultepec sostiene que “Toda persona tiene el derecho a buscar y recibir información, expresar opiniones y divulgarlas libremente. Nadie puede restringir o negar estos derechos”.

El Código Penal, sobre el delito de Difamación estipula que “El que, ante varias personas, reunidas o separadas, pero de manera que pueda difundirse la noticia, atribuye a una persona, un hecho, una cualidad o una conducta que pueda perjudicar su honor o reputación, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años y con treinta a ciento veinte días-multa. Si el delito se comete por medio del libro, la prensa u otro medio de comunicación social, la pena será privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años y de ciento veinte a trescientos sesenticinco días-multa”.

Por lo tanto todos los que me han atacado, quiero que me prueben, en donde menciono al Tribunal de Honor o al Colegio de Periodistas del Perú (CPP) con mi opinión publicada en mi Facebook personal.

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Cree usted que el sargento José Ponce dice la verdad respecto a los crímenes que habría cometido Ollanta Humala en Madre Mía?

    Loading ... Loading ...
Top