Presidencia TRUMP

Desde aquel lejano 9 de noviembre de 2016, en que el magnate de bienes raíces y celebrity de Donald Trump se hizo con la presidencia de los Estados Unidos, se sabía de sobra, que la política mundial daría un giro espectacular, para bien o para mal.

Asimismo, desde que aquel 9 de noviembre de 2016, por ´´culpa´´ de la victoria arrolladora de Trump, cargándose en peso a la candidata de todos -menos de Dios-, de la inefable de doña Hillary Clinton (con servidor privado y mails nunca aclarados), se sabía hasta el hartazgo -por el establishment político-, que tal derrota no sería así nomás de aceptada, y, por el contrario, quedaba declarada una guerra más que frontal y hasta judicial, al electo y luego ya en funciones del presidente, Donald J Trump.

Quedaba claro está, aunque para ello fuera necesario pasar desde las mil y un tramas con linderos de espionaje ruso, furtivas y fiscalizadoras investigaciones y la publicación de un mamotreto de libro: FIRE and FURY / Inside the Trump White House (Michael Wolff), con el cual -esa clase política-, poder basar el fundamento de asirse a la enmienda 25 de la Constitución americana y poner en entredicho la insanía mental del presidente, y con ello, la eventual vacancia del poder en favor del vice-presidente, el moderado y conservador, Mike Pence.

La novela de Trump, en que, ni él mismo se terminaba de tomar en serio la postulación al cargo, y ya pronto -casi sin advertirlo ni darse cuenta-, era investido como el presidente número 45 de los Estados Unidos. De allí en más, lo que ha seguido ha sido, sino el guion de un drama de recelos personales, con rabiosas luchas intestinas de egos y super egos y traiciones, al más puro estilo de la recordada ´´soap opera´´ (serie-telenovela gringa ochentera) ´´ Dallas´´.

El libro en cuestión de Wolff, revela un cocktail explosivo, un casi menú de a 10 dólares de ´´comida chatarra´´ en que se ha convertido la putrefacta política en la potencia del norte, y dejando mal parado a Trump, casi al filo de pintarlo como un tonto de capirote.

Este nuevo bestseller, que acude al referente de las infidencias de Steve Bannon (ex- consejero presidencial y extremista de derecha con su portal noticioso Breitbart), quien a su turno fuera expectorado de la administración de Trump, por a su vez, el General John Kelly; jefe de la Casa Blanca, al decir que era él quien en realidad gobernaba, pero aun más, por haber apoyado la candidatura del juez Roy Moore, al escaño senatorial federal por el estado de Alabama (bastión supremacista blanco y republicano) y que, finalmente cayó en manos demócratas.

Lo cierto, medio cierto o incierto…según uno como lo quiera ver, es que, en el libro se da cuenta además, que por ejemplo, Ivanka; la hija mayor de Trump, llega a ser capaz de hasta mofarse del peinado y coloratura de la muy sui-géneris cabellera de su padre. Otro tanto, se hace mención a que Melania; la esposa y primera dama, no solo dormiría en cama separada, sino que, ni aparece por La Casa Blanca, ya que la primogénita es quien despacha a sus anchas y mangas en la residencia oficial, como que -en su momento-, ha de lanzar su propia candidatura y pretender ser la primer mujer presidenta. (¿?)

Pero, lo peor de todo, a saber, es el capítulo referido a los supuestos turbios negociados hechos por el hijo mayor de Trump; Donald Jr y Jared Kushner -el marido de Ivanka-, yerno y consejero del presidente. En pocas palabras, se llega a hablar de lavado de activos a través del Deutsche Bank y del cual no estaría exento el propio mandamás del despacho Oval. Todo ello siendo ya de conocimiento y de la más escrupulosa investigación, a manos del súper juez y fiscal especial para el caso, Robert Mueller.

Sin embargo, vale preguntarse ¿y quién es Michael Wolff ?… Pues es un escritor y periodista judío de 64 años, nacido en Patterson, New Jersey, que se inició como articulista en 1974 en el New York Times Magazine, para de ahí en más pasar por los más variados medios, hasta recalar en la afamada Vanity Fair. Llegó incluso en los años ´90, a fundar su propia compañía de embalaje de libros y una guía de internet, editada por la prestigiosa Penguin Random House.

Pero, a saber de muchos de sus detractores, Wolff nunca tuvo interés en la prensa trabajadora, siempre prefirió centrarse en los poderosos, en el peligroso juego contra los magnates y su enfermiza obsesión con la cultura, el estilo, el zumbido, el dinero, dinero y más dinero. Es así que, las escenas en sus columnas no se recrean tanto como se crean, surgiendo de la imaginación de Wolff en lugar del conocimiento real de los hechos, lo que a menudo ha llevado que sus escrituras se alejan tanto del punto central que uno comienza a preguntarse si es que hay un punto central. (¿?)

El problema en esta letanía de novela que es la presidencia Trump, es que el presidente, enterado de lo que se avenía con el susodicho libro de marras, trató vanamente de impedir la salida del mismo al mercado, y hasta con demandar al propio Wolff y a su editor, lo que provocó -con efecto de boomerang-, el que el lanzamiento del libro adelantase su fecha de publicación y siendo hoy por hoy, el número 1 de ventas en Amazon en papel, y en descargas en e-books digitale

El problema mayor para Trump -pese a los relativos éxitos en lo económico-, y más allá de los vaivenes y escándalos en investigación al corriente, es que sus amenazas de litigio como presidente en ejercicio contra un autor y editor de libros no tenían precedentes y desafiaron la libertad de expresión protegida por la Primera Enmienda de los Estados Unidos. Aquí entonces, el punto de quiebre y el lomo fino, en que un personaje como Roger Stone -conocido y poderoso cabildero de las altas esferas al interior del propio partido republicano-, viene alzando la bandera de la enmienda 25 (mencionada en el tercer párrafo), para que, desde dentro del propio gabinete prospere la puesta en marcha de la vacancia y defenestración presidencial de Donald Trump.

Esta novela, me temo que todavía -y pese a Trump-, continuará…

ico-blogueros

Otros artículos relacionados

Top
CUENTOS CHINOS

CUENTOS CHINOS