La cola no mueve al perro

La izquierda radical ya cayó en la cuenta de que la vacancia no va a tener votos en el Congreso. La maniobra política de la vacancia –para no decir el golpe parlamentario- va de nuevo directamente al fracaso.

La razón es sencilla. La bancada de oposición constructiva de Fuerza Popular, ¿va a colaborar con el gobierno con una mano -en la ley que sustituye el DU 003, por ejemplo- mientras con la otra conspira con la izquierda caviar para una segunda intentona de vacancia?

A FP habría que desaconsejarle semejante despropósito que puede terminar en un nuevo éxodo.

Todo indica, entonces, que FP estaría tirando la toalla de la vacancia. Solo que no sabe bien cómo bajarse disimuladamente de esa comparsa carnavalesca. Por eso dicen que fácil es subirse a un tigre, lo difícil es bajarse de él.

A falta de golpe parlamentario, entonces, queda el golpe de la calle.

Al respecto, sin embargo, la izquierda radical –experta en engaños- ya ha entendido que, a falta de vacancia por el Congreso, la causa histórica de la renuncia del presidente no va a sacar a nadie a la calle. Para movilizar a su gente, entonces, necesita pretextos vendibles.

Para esto ya prepara la ofensiva de marzo.

Se trata de una tenaza. Un brazo de la tenaza cocina la huelga de maestros para el inicio de clases. La demanda será –ya se sabe- por sueldos de casi el doble bajo la amenaza de paralizar el inicio del año escolar. (Afortunadamente, el ministro de Educación, veterano de estas batallas- ya ha visto con claridad el peligro y va a neutralizarlo). Esto coincidirá con una huelga de médicos.

Desde luego estas demandas son deliberadamente incompatibles con el equilibrio fiscal, pero eso a la izquierda le vale madre.

El otro brazo de la tenaza es el bloqueo de la Carretera Centralcon el objetivo de generar desabastecimiento y alza de los precios de los alimentos. El pretexto será el peaje u otro cualquiera. El pretexto nunca es totalmente inventado, la mejor mentira es la que más se parece a la realidad.

Añádase a los ingredientes anteriores el azuzamiento de las comunidades andinas del sur minero -paralizar la producción de Las Bambas, por ejemplo, es de ley- y ya está listo el coctel molotov para obtener la renuncia del presidente de la República, gran chivo expíatorio.

Fracasada la vacancia, es con esta tenaza que la izquierda radical pretende desestabilizar al país usando como de costumbre a la caviarada de tonto útil: poner a la gente en la calle, culpar al mandatario de todo hasta que la protesta desemboque en el golpe de masas y la renuncia.

Lo hicieron en Buenos Aires, en La Paz dos veces, en Quito tres veces. Hace más de diez años de eso, sin embargo. Hoy, ya no es tan fácil. Hoyml opinión pública ya olfatea el montaje, el psicosocial, el mega armani, la obra maestra en la que es la cola la que milagrosamente mueve al perro entero.

¿Y la oposición constructiva va a caer en semejante trampa?

ico-blogueros

Otros artículos relacionados

Top
Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito

Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito