La letra r

El vocero oficial de la mayoría parlamentaria en el Congreso pidió hoy la renuncia del presidente de la República.

No lo hizo de frente, sino oblicuamente, sin mencionar la mala palabra que comienza con la letra r.

El gesto buscaba pasar por acto de generosidad, como diciendo vete, antes de que te botemos. Pero la espada de Damocles de la vacancia presidencial ha estado sobre la cabeza de Kuczynski desde el primer día. Ha aparecido recurrentemente en un número de ocasiones. Esa amenaza no es un secreto para nadie. Ha estado siempre allí.

Lo que pasa es que es operativamente difícil de montar y peor, políticamente peligrosa de asumir.

Por eso es que, aun si la información llegada de Brasil comprometiera al Presidente, esgrimirla hoy, súbitamente, para demandar su renuncia parece esgrimir un pretexto encontrado al paso para una decisión tomada de antemano.

La oposición quiere que Kuczynski se vaya solo, huye de la responsabilidad de empujar la vacancia o pedir siquiera su renuncia con todas sus letras. Teme que se le pueda reclamar mañana su responsabilidad en la desestabilización política de un gobierno necesitado de un respaldo que no está dispuesta a darle.

Tira la piedra y esconde la mano. Esa es la triste impresión, al menos, que ha ofrecido a la opinión pública el vocero del primer partido de la oposición. Lo delata la vergüenza con que esconde la letra r, la avidez con que alude a la palabra sin atreverse a pronunciarla.





ico-blogueros-2018

Más Blogueros





Top
Pedro Gallese realiza famoso viral y asusta a vendedor [VÍDEO]

Pedro Gallese realiza famoso viral y asusta a vendedor [VÍDEO]