La oposición ha sido generosa

El aeropuerto internacional del Cusco se va a hacer. En esto, el consenso es unánime.

Pero el contrato de concesión de Chinchero tiene graves fallas de origen, que la adenda negociada por el gobierno no ha podido enmendar definitivamente.

No obstante, nadie, ninguna bancada ha llegado al extremo de plantear siquiera en esta ocasión la censura del ministro interpelado. Es una posición que refleja acertadamente el estado actual de la opinión pública.

Así, sin poner en tela de juicio en momento alguno la prioridad de la obra para el Cusco y para el Perú, lo que la oposición pide al gobierno es algo muy razonable: negociar con el concesionario modificaciones adicionales al contrato, para reducir el plazo de la concesión.

De este modo podría compensar el hecho de que, a raíz de la adenda firmada por el gobierno, el riesgo del negocio cambió de manos pasando de las privadas a las públicas.

Esto, dentro del esquema de una asociación público-privada que parece estirar ese concepto hasta el límite en que se confunde con una obra pública que tiene un socio privado.

En suma, es eso o resolver el contrato y empezar de nuevo haciendo esperar al Cusco.

Por respeto al Cusco, básicamente, es que la oposición ha mostrado una actitud crítica, pero constructiva. Ha sido muy generosa con el gobierno.

Y este haría bien en estrechar esa mano extendida acogiendo la recomendación relativa a renegociar el plazo de la concesión de Chinchero.

Es lo que el país pide para hacer frente a la reconstrucción en un nuevo marco político.

Jorge Morelli

@jorgemorelli1
jorgemorelli.blogspot.com

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Cree usted que el sargento José Ponce dice la verdad respecto a los crímenes que habría cometido Ollanta Humala en Madre Mía?

    Loading ... Loading ...
Top