No al criterio de conciencia

La desconfianza total de los peruanos en la justicia, acumulada durante décadas de impunidad y excesos, finalmente ha desembocado donde tenía que hacerlo.

Hoy aparece un nuevo juez que, por declaración propia, sentencia no solo de acuerdo con la ley, como es su deber, sino también según su conciencia.

En materia penal, la ley perujana permite sentenciar según el llamado “criterio de conciencia”. En su nombre se comete a diario injusticias aberrantes. Un juez jamás debe hacer otra cosa que aplicar la ley.

Pero el hastío de los peruanos con la injusticia ha llevado a todos a evaluar, según su “conciencia”, lo que cada uno estima que es justo y a aplicarlo por mano propia y por su cuenta si está a su alcance hacerlo. Es la venganza del derecho natural sobre el derecho pósitivo.

Cuando esto ocurre con un juez, sin embargo, es el naufragio final de la justicia.

El juez debe erguirse por encima del ruido político para aplicar la ley sin mirar a quién. No es su papel dar lecciones ejemplarizantes a la sociedad, que sirvan de escarmiento a los ciudadanos. No le corresponde moralizar con sus sentencias. Lo suyo no es extirpar la corrupción de la sociedad, ni el mal del alma humana. Eso está mucho más allá de sus posibilidades.

Desgraciadamente, este error craso no es privativo de los jueces.

También los legisladores están convencidos de que es posible usar la ley para cambiar a las personas. No sospechan la verdad: que la ley no crea la realidad. Jamás lo ha hecho en ningun momento de la historia ni en rincón alguno de este planeta.

Esa torpe idea no es más que un espejismo, una ilusión creada por la imaginación febril del poder. En este sentido, también el poder es ilusión, aunque puede matar y privar de la libertad.

Jamás he olvidado el día en que en un motín de presas del penal de Santa Mónica una solitaria interna en medio del tumulto levantaba un cartel que decía: “No al criterio de conciencia”. Sus palabras brillaban como un faro en el mar.

ico-blogueros

Otros artículos relacionados

Top
Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito

Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito