Recuperar el control del ciclo del agua de los Andes

La situación está fuera de control en la Costa del Perú, si no en todo el territorio. Los ríos han crecido mucho más de lo que nadie recordaba. Pero no más de lo que ya lo habían hecho alguna vez.

La ingeniería de la infraestructura pública de carreteras y puentes parece haber sido improvisada precariamente sin contar con la información histórica de la magnitud que el Niño puede alcanzar.

Es la memoria antigua lo que falla. Hemos perdido el control del ciclo del agua de los Andes.

Ante esto, el gobierno da una pobre impresión. Parece reaccionar de manera mecánica sin lograr remontar la incredulidad de la población. No se la puede tranquilizar con afirmaciones huecas y lugares comunes. Parece una penosa negación de la realidad. Con sus declaraciones, ministros, funcionarios y alcaldes erosionan su autoridad.

Hay que tomar la decisión política y cruzar el puente a la otra orilla. Anunciar que el Perú va a tomar en serio la recuperación del control del ciclo del agua de los Andes.

Esto se puede lograr innovando la tecnología preincaica de “sembrar agua” –como dicen los comuineros- en las alturas andinas. Obligar al agua de lluvia a meterse dentro del suelo para reducir el volumen de la masa de agua que va hacia la pendiente, y controlar así los huaicos.

En cinco años, una enorme masa de agua dentro de los Andes, equivalente a un lago Titicaca, permitirá regular hídricamente los ríos que bajan al mar de manera que no se desborden en verano ni se sequen en invierno.

Nuestros antepasados sabían más que nosotros sobre la naturaleza de estas tierras, porque causó la desaparición de civilizaciones. La diferencia es que ellos aprendieron. Nosotros hemos olvidado.

Jorge Morelli

@jorgemorelli1
jorgemorelli.blogspot.com

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top