Luis Pardo Altamirano

Acerca de Luis Pardo Altamirano:

Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Educador ( Lengua Española y Literatura), Promotor Cultural, Maestría en Relaciones Públicas. Articulista y Editor de Opinión, Redactor diario Expreso Web.

¡Canastón!

  • Fecha jueves 15 de diciembre del 2016
  • Fecha 1:08 pm

Si nosotros decimos excesivo, abusivos, inmoral, ¿se imaginan amables lectores todos los adjetivos y diatribas que provienen de la opinión pública respecto a tamaña canasta navideña que se han otorgado los servidores de tan defenestrado estamento como es el Parlamento nacional?

Un Congreso que no tiene una base popular en su conducta, Un Parlamento que dice representar a la población nacional y que sin embargo, en la práctica, resulta ¡in mo ral! el otorgarse tamaño canastón navideño cuya suma total -sin licitación pero bajo el derecho adquirido que nuestro marco legal contempla, con la aureola de San Ollanta quien lo estableció- es de ¡6 millones de soles!

¿Cómo es posible que los  padres de la patria, además de un sueldo adicional por Navidad se agreguen una canasta superior a un sueldo mínimo vital? el mismo que millones de peruanos carecen por falta de trabajo. ¿Para eso los elegimos? ¿Para que sean inconscientes de la realidad nacional? ¿Para eso les paga con el dinero de todos los peruanos? ¿Para que sean indolentes con sus compatriotas, dejando un profundo dolor en el corazón de los peruanos, ante tamaña injusticia?

Vaya políticos caraxo que una vez más propician un rechazo general, que viene de retro, desde ese escandaloso bono o gratificación de 1500 soles, que la entonces Mesa Directiva del Congreso presidida por Luis Iberico -hoy embajador de Perú en Italia- dispuso se otorgue sólo a los 130 congresistas y a los empleados de las oficinas parlamentarias.

Record de records el de nuestros parlamentarios y compañía. En un país donde el 90 por ciento de peruanos no tienen esa posibilidad, ya sea porque no tienen trabajo ni mucho menos sindicato. Canasta que debería entregarse sólo a los trabajadores del Congreso y no a los congresistas, porque ellos ya tienen un sueldo más por aguinaldo navideño, con el cual pueden comprarse lo que quieran.

Esta es la Navidad según el Congreso de la República, con una canasta llena de  productos importados, frívolos, ante una población que observa frustrada las venideras fiestas navideñas, con gente que incluso se suicida ante estas abismales diferencias que por estas fechas resaltan y deprimen más, donde indebidamente unos pocos tienen mucho frente a muchos que tiene muy poco. Como dijo una colega: Ojalá no se atoren…padrastros de la patria (descontando por supuesto a las honrosas excepciones).

ico-blogueros

Otros artículos relacionados

Top
César Villanueva niega cambios en el Gabinete Ministerial

César Villanueva niega cambios en el Gabinete Ministerial