Análisis del libro de Irene Corzo Buendía

Descubra los misterios de nuestra capital

Perfecta antesala al 483º aniversario de Lima.

A una ciudad tan grande y con tantos años de historia como Lima, le resulta casi inevitable convertirse en una gran fuente de mitos y leyendas urbanas. Nuestro gusto por lo sobrenatural y lo misterioso muchas veces desborda la ficción y afecta la realidad. En este sentido, las leyendas urbanas, al estar basadas en hechos históricos o anécdotas de la zona, no solo sirven de entretenimiento a la población sino también llegan a formar parte de su identidad. De hecho, muchas de sus versiones perduran hasta el día de hoy gracias a la tradición oral que aún practican sus habitantes.

En el marco de rescatar y difundir nuestras leyendas urbanas, el libro “Lugares encantados y misterios de Lima” (Contracultura, 2013), de Irene Corzo Buendía, recoge aquellas que durante más tiempo se han transmitido de generación en generación para atemorizar a los vecinos limeños. Transitando entre la crónica y la investigación histórica, el presente libro ofrece amplia información sobre los más famosos misterios que han perdurado en nuestra ciudad desde la época de la Colonia hasta nuestros días. Algunos de los lugares más conocidos que se investigan son la Quinta Heeren, la Iglesia Santa Clara, el Hospital Loayza, el Cementerio Presbítero Maestro, la cuevas de Catalina Huanca, la Iglesia Santa Ana, entre otros.

Conocer la historia detrás de cada mito urbano suele aportar mucho para entender nuestra idiosincrasia. Por ejemplo, una leyenda muy emblemática es “La piedra horadada o la piedra del Diablo” (p. 65), la cual busca explicar el peculiar orificio que aún se puede encontrar en una enorme piedra que emerge del suelo entre las calles Peña Horadada y la calle Suspiro en Barrios Altos. La versión más difundida fue recogida por Ricardo Palma en una de sus tradiciones, según la cual el Diablo se encontraba haciendo de las suyas por las calles señaladas, hasta que de repente se encuentra acorralado entre dos procesiones religiosas. Era tal el fervor de los creyentes que al Diablo no le quedó otra más que huir atravesando la piedra, dejando un misterioso orificio en medio. Muchos aún comentan, hasta el día de hoy, que el Diablo suele salir por ese agujero para asustar y causar muertes en la Maternidad de Lima o suicidios en la casona El Buque. Algunos todavía escuchan fuertes golpes que provienen del subsuelo.

Otras historias que atraen

Así como esta historia de origen colonial, también podemos encontrar en el libro de Irene Corzo casos más recientes como el de la Casa Matusita (p. 23). A muchos lectores de seguro les sorprenderá saber qué tanto de cierto y falso rodea a esta leyenda urbana que aún está vigente desde los años sesenta. También se presentan las investigaciones en torno a los espectros de lo que fue el Colegio Militar Leoncio Prado (p. 91). A los más escépticos les sorprenderán los testimonios que dan cuenta de la existencia de un “cadete fantasma” que hacía guardia durante las noches en los pabellones más fríos y oscuros del colegio. Algunos sufrirán la tentación de reconocer en la historia de este cadete a Ricardo Arana ‘El Esclavo’ de “La ciudad y los perros” de Mario Vargas Llosa.

Por Antonio Chumbile


Top
CUENTOS CHINOS

CUENTOS CHINOS