FISCALIZACIÓN CONFIRMA PRIMICIA DE EXPRESO

Caso Fasabi: Congreso ratifica que fue envenenado

Grupo de trabajo parlamentario aprueba informe final que involucra a Ollanta Humala.



Tal como lo adelantó EXPRESO en su edición del sábado último y en calidad de exclusiva, la Comisión de Fiscalización del Parlamento concluyó que Emerson Fasabi,  exempleado de Ollanta Humala Tasso, murió envenenado y no producto de una pancreatitis aguda ni por la ingesta de alcohol como se dijo en un principio.

El grupo de Fiscalización se pronunció de esa manera al aprobar ayer, por unanimidad, el informe final sobre la extraña muerte de Fasabi que involucra al expresidente Ollanta Humala y a miembros de su entorno en un presunto encubrimiento del hecho y supuesta obstrucción de la justicia.

Emerson Fasabi murió en el 2015 a los pocos días de haberse sustraído las agendas de Nadine Heredia de su domicilio. En un principio Ollanta Humala negó conocerlo, pese a que después se determinó que era su empleado desde hacía tiempo.

Al respecto, la Comisión de Fiscalización determinó que el deceso de Fasabi Moscobich fue de tipo homicida, “tratándose de una muerte violenta por ingesta de sustancia tóxica no identificada” y descartándose que el alcohol etílico haya sido el agente causante.

Mediante el informe se recomienda acusar al exmandatario por los presuntos delitos de asociación ilícita para delinquir, encubrimiento real, obstrucción a la justicia y falsedad genérica.

De igual manera se propone evaluar la presunta participación de Ollanta Humala  y Nadine Heredia en este hecho en el encubrimiento del caso.

De acuerdo con el informe final de la Comisión de Fiscalización y Contraloría, el expresidente Ollanta Humala fue quien encomendó y financió  las diligencias que realizó su exchofer Juan José Peñafiel Reyes para alterar la escena del crimen y trasladar posteriormente el cadáver de Fasabi.

Otra involucrada, según la investigación congresal, es la perito policial Carmen Angélica Muñante Palomino, porque hizo un trabajo deficiente al no perennizar la escena del crimen con la toma de fotografías, cometiendo el delito de encubrimiento real (artículo 405 del Código penal).

Se reveló también que el testigo Carlos Armando Corzo Alva y el chofer Peñafiel Reyes incurrieron en los presuntos delitos de encubrimiento real, obstrucción a la justicia y falsedad genérica.

Asimismo se concluye que el suboficial PNP Zenner Manuel Chávez Araujo (Divincri) ocultó evidencias criminalísticas, entre ellas dos aparatos celulares de propiedad de la víctima que no fueron tomados en cuenta en la investigación fiscal.

También se establece que Oswaldo Otiniano Pillaca y Peñafiel Reyes actuaron en complicidad bajo una serie de irregularidades ante la Policía Nacional y el Ministerio Público, para llevar a cabo los trámites del traslado del cadáver de Fasabi.

En el informe final se menciona que el fiscal encargado del caso, Fidel Castro Chirinos, demostró una conducta poco diligente en el desempeño de sus funciones como director de la investigación penal.

Igualmente, se revelan indicios de la participación del asesor de Palacio de Gobierno, Wilfredo Pedraza Sierra; de la exjefa de prensa de Palacio Cynthia Montes; y del exministro del Interior, José Pérez Guadalupe, quien habría faltado a sus deberes éticos al declarar públicamente que Emerson Fasabi no tenía ningún vínculo con la familia Humala-Heredia.

EL DEBATE

El presidente del grupo investigador, Rolando Reátegui, dijo que Ollanta Humala es el principal encubridor en este caso y deslizó la teoría respecto a que la muerte del exempleado de los Humala  se debió a que este sabía mucho más de lo que las agendas de Heredia contenían. “Tenía más información relevante que dar”, indicó.

Durante el debate de la Comisión de Fiscalización, el congresista Edwin Donayre (Alianza para el Progreso) recomendó especificar las responsabilidades penales que le corresponderían a Cynthia Montes y a Amílcar Gómez, no solo en el caso de la muerte de Fasabi sino también por la compra de testigos en el tema de Madre Mía.

El congresista Yonhy Lescano refirió que el informe sobre la muerte de Fasabi debe determinar quiénes son los sospechosos principales. Propuso que se incluya tanto a Ollanta  Humala como a su esposa Nadine Heredia como los autores intelectuales del homicidio de Fasabi.

“Pido que se incluya el presunto delito de homicidio porque informe pericial del Congreso desmintió versión del perito inicial que falleció por consumo de alcohol”, advirtió.

ENCUBRIMIENTO

A su turno el parlamentario Mauricio Mulder manifestó que los hechos revelados durante la investigación determinan claramente el delito de encubrimiento de altos funcionarios de la gestión de Humala.

Alistan acción de amparo

El expresidente Ollanta Humala alista una acción de amparo contra las comisiones del Congreso que lo investigan por actos cometidos durante su gobierno, entre las que se incluye el grupo de Fiscalización que investigó la muerte de Emerson Fasabi.

Así lo reveló su abogado defensor, Alberto Otárola, quien rechazó el informe de la Comisión de Fiscalización que involucra al exmandatario en un presunto  encubrimiento y obstaculización de la justicia en torno al caso Fasabi.

En ese sentido indicó que el informe aprobado por este grupo de trabajo contiene numerosas inconsistencias. Dijo además que la Comisión de Fiscalización ha politizado el tema.

El abogado dijo que se evitó que la defensa del expresidente presentara sus alegatos, cuando los miembros de la Comisión de Fiscalización lo interrogaron sobre este tema.

Por su parte Wilfredo Pedraza, mencionado en el informe congresal, dijo que las conclusiones sobre la muerte de Fasabi carecen de fundamento.

“El acta de levantamiento del cadáver revela que no existen signos de lesiones traumáticas recientes, ni evidencia de actos violentos. Entonces, ¿de dónde sale esa presunción de envenenamiento?”, preguntó.

Consideró que el informe final sobre el caso Fasabi se apoya en especulaciones periodísticas y sin ninguna base. “Las investigación fiscal  demostró que no había indicios de violencia en el lugar donde se encontró el cadáver; además la necropsia arrojó que en el cuerpo no había ninguna evidencia de un elemento extraño”, precisó.

De acuerdo a ello sostuvo que las imputaciones respecto a que se trató de un homicidio son arbitrarias por lo que –a su parecer– no existe ningún elemento que justifique acusar a Ollanta Humala ni a su esposa Nadine Heredia.









Top
Ordenan prisión provisional para César Hinostroza

Ordenan prisión provisional para César Hinostroza