Cecilia Valenzuela: “Rosa María Palacios es una farsante”

Periodista arremete contra bloguera por haberla señalado como intermediaria para lograr el indulto humanitario a favor de Alberto Fujimori en la casa de campo de PPK en Cieneguilla.

El indulto humanitario concedido al expresidente Alberto Fujimori no sólo está enfrentando a políticos sino también a mujeres de prensa. Cecilia Valenzuela, en el portal ALTAVOZ.pe, le dedicó una furibunda columna a Rosa María Palacios a quien calificó de “farsante y falsa”, por situarla como una de las personas que intermedió para el otorgamiento de la gracia presidencial a favor del exmandatario.

La periodista Cecilia Valenzuela se refirió a la columna que escribió Palacios, titulada “Yo te indulto” versus “yo te vaco”, publicada el pasado 27 de diciembre y en la que hizo un recuento cronológico de los hechos ocurridos antes de que se le otorgue la gracia presidencial a Fujimori.

Palacios indicó en su artículo lo siguiente: “Reunión en Cieneguilla en casa del Presidente [Pedro Pablo Kuzkynski]. Varias fuentes señalan que tanto el Ministro [Jorge] Nieto como el asesor de prensa Freddy Chirinos trataron de disuadir al Presidente de indultar a Fujimori. Le explicaron los riesgos. Un testigo sitúa a Cecilia Valenzuela y a su esposo, Alfredo Torres, en la escena, insistiendo en el indulto”.

La respuesta a esa mención no tardó en llegar y fue demoledora.

“Esta mañana me enteré de que Rosa María Palacios había publicado una de sus crónicas literarias, donde fabula e inventa sin pudor ni arte narrativo, involucrándome en la decisión del Presidente Kuczynski de indultar a Alberto Fujimori”, escribió Cecilia Valenzuela.

“La farsante dice que el 24 de diciembre ‘un testigo sitúa a Cecilia Valenzuela y a su esposo, Alfredo Torres, en la escena [la casa de Cieneguilla de PPK] insistiendo en el indulto’”, añadió.

La exconductora de “La ventana indiscreta” escribió que dicha información es mentira y falsa ya que ni ella ni su esposo conocen la casa de campo del presidente Kuczynski en Cieneguilla.

“Antes de hacer acusaciones de ese calibre, una periodista decente llama a la persona a la que piensa involucrar y confirma el dato que ha recibido. Si la persona a la que llama no le quiere contestar, registra en su crónica su negativa. Esa es la primera norma del periodismo”, indicó Valenzuela.

“FALSA PERIODISTA”

Aseguró en su columna que Palacios es una falsa periodista que inventa un testigo para encubrir su insidia y le exigió que revele su nombre.

“Estoy absolutamente dispuesta a encararme con ‘él’. Interrumpo mis vacaciones, regreso a Lima y voy al medio que ella quiera para que su falso testigo me lo diga en mi cara”, continuó.

En otro momento afirmó que el indulto para Alberto Fujimori estaba “cantado” ya que el presidente Pedro Pablo Kuczynski lo advirtió en varias oportunidades y agregó que si Rosa María Palacios no sabe efectuar una lectura política, es su problema.

“Pero su falta de capacidad no la exime de la responsabilidad de faltar reiterada y deliberadamente a la verdad, vendiéndose como periodista influyente. Aquella que entra y sale de Palacio de Gobierno, que chatea con Nadine Heredia sobre sus agendas, o habla ‘directamente’ con PPK sobre el indulto a Fujimori, para que al final termine chillando porque le resultan mintiendo”, señaló.

Cabe indicar que el 25 de diciembre, Rosa María Palacios escribió una columna titulada “El Presidente que se robó la Navidad”, en la que narró cómo el mandatario la llamó para agradecerle por sus comentarios en contra de la vacancia presidencial.

“Sin embargo, había rumores de un indulto a Alberto Fujimori y se lo pregunté de manera muy directa. Me dijo que no lo iba a hacer. Le dije que lo haría público, tal como escribí en Twitter. Incluso me invitó a reunirnos pronto con [Alberto] Borea, [Pedro] Cateriano y [Gustavo] Gorriti”.

“Cuando más tarde hablé con los dos últimos, ambos, por separado, le habían preguntado lo mismo sobre el rumor del indulto. A los tres nos dijo que no”, refirió Palacios.

MEGALOMANÍA

Valenzuela, en su enérgica contestación, aseguró que Palacios es una abogada que usa el periodismo para acceder al poder.

“Ella no lo sabe, porque es una abogada que usa el periodismo para acceder al poder, porque la megalomanía que padece la hace creerse el centro del universo, asumir que lo que ella piensa no sólo es lo correcto, lo moral y lo ético. También lo más importante”, aseguró.

Cecilia Valenzuela le recordó a Palacios que los políticos cuando están en el poder mienten o para tapar alguna “cochinada” que se les está descubriendo, o para conseguir los aliados que necesitan a fin de sacar adelante un proyecto de ley, o por razones como la estabilidad y la seguridad nacional.

“Palacios no va a rectificarse, pues para eso se requiere profesionalismo y honestidad. La aclaro con firmeza porque no voy a permitir que me difame, y porque estoy harta de que use una profesión como la mía, que implica sacrificio y orfandad, para estar siempre cerca del poder, sabe Dios con qué intenciones”, añadió.

La periodista rememoró que Palacios estuvo cerca del poder en el Gobierno fujimorista.

“Ella sirvió a Juan Carlos Hurtado Miller cuando fue candidato a la alcaldía de Lima, y a Alberto Pandolfi cuando era Primer Ministro, dos personajes de la época, probadamente vinculados a Vladimiro Montesinos. Y cuando ella les servía, el jefe de ambos, Fujimori, a quien ahora repudia estando enfermo y sin poder, ya había otorgado amnistía al Grupo Colina y preparaba su tercera reelección comprando las líneas editoriales de los canales de televisión”, recordó.

Valenzuela opinó que el indulto humanitario otorgado a Alberto Fujimori le propone a la sociedad peruana una revisión profunda de sus valores democráticos lo que incluye el concepto de indulto humanitario.

“El indultado es un político controvertido que cometió delitos por los que fue sentenciado y pagó pena de cárcel por 12 años. Sin apasionamientos podemos darnos cuenta de que aquí no hubo impunidad. Al contrario, los peruanos sabemos que nuestro sistema de justicia se impuso y aplicó la condena más severa”, agregó.

Señaló que hace más de una década nuestro país está enfrentado entre antifujimoristas y fujimoristas.

“La última elección le dio a la versión más abusiva de la segunda generación de fujimoristas, la mayoría absoluta en el Congreso; esa es nuestra realidad y no se puede soslayar y no cambiaría, como Palacios quisiera, cerrando el Congreso. Nada más infantil y torpe. La adversidad uniría al fujimorismo en su versión más radical, y, acabaría con la corriente que ahora muestra, en la personalidad del menor de los Fujimori, un rostro menos vertical, más liberal y moderno”, aseguró.

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top