INDULTO A FUJIMORI Y CRISIS POLÍTICA JUEGAN EN CONTRA

Economía se vería afectada en este 2018

Ismael Benavides espera que cambios en el Gabinete ministerial ayuden a calmar la situación.   Por su parte Arturo Woodman dice confiar en que “después de la tormenta viene la calma”.

Tiempos difíciles. La actual crisis política, sobre todo respecto a lo que ha significado el indulto a Alberto Fujimori, afectará la economía peruana en el mediano y corto plazo en este 2018 que hoy se inicia, lo cual se verá reflejado con la menor inversión privada.

Así opinó el exministro de Economía Ismael Benavides, quien analizó, desde la perspectiva de la economía peruana, los últimos acontecimientos políticos que nos han puesto en los ojos del mundo entero.

“Yo creo que si va a haber una afectación en el corto plazo, por lo menos en los próximos dos o tres meses hasta que se vaya asentando todo esto”, dijo al ser consultado sobre la gracia presidencial a favor de Fujimori Fujimori, que ha generado una serie de marchas en contra de esta decisión de Pedro Pablo Kuczynski.

En entrevista con EXPRESO, el economista advirtió que habrá menor inversión para este 2018 y eso se verá al finalizar el año, con una tasa de crecimiento menor a la estimada. “Todavía no he hecho los cálculos finales pero creo que de todas maneras va a afectar”, acotó.

TRANQUILIDAD

No obstante, Ismael Benavides vio una luz al final del túnel. El exministro consideró que con los adecuados cambios en el llamado “gabinete de la reconciliación” el escenario puede cambiar y ser positivo para nuestro país.

“Yo creo que el Gobierno puede hacer algo para calmar la situación. Un elemento importante será el nuevo gabinete porque eso dará una sensación de tranquilidad. Felizmente el Congreso entra en receso, el Papa llegará en enero, estamos en verano, etc. En conclusión yo creo que hay una serie de circunstancias que van a mitigar los efectos [generados por el indulto] y van a lograr que las cosas cambien”, dijo al considerar que los opositores al indulto deben poner de su parte.

El exministro además dijo esperar que todas las fuerzas políticas piensen en los que le conviene al país, y así se puedan juntar en el mismo objetivo de mejorar de cara al 2021.

“Vemos que políticamente el Gobierno ha salido golpeado [con el tema de la vacancia] y considero que aquí debe haber una concertación de fuerzas para que el país pueda aprovechar adecuadamente la situación de bonanza económica que se registra en el mundo y el alto precio de los minerales, y así probemos reducir pobreza y generar empleo para los jóvenes”, acotó.

HABLA WOODMAN

Empresario muy vinculado a la política nacional, Arturo Woodman también se animó a dar un pronóstico respecto a los que se nos viene en este 2018. El exjefe del IDP fue un poco más cauto y se mostró confiado en que la crisis política se supere lo antes posible.

En ese sentido dijo esperar que los opositores al indulto de Fujimori tengan en cuenta que es una atribución del presidente Kuczynski y que todos los sectores se unan en un solo objetivo: el bienestar del Perú.

“Después de la tormenta viene la calma y esperemos que los daños producidos se resuelvan. Entre ellos que se logre la reconciliación y la gobernabilidad del país y, además, que se comprenda que el indulto del presidente Fujimori es un tema que se veía venir hace mucho tiempo y que los acuerdos esgrimidos bajo la mesa no son reales”, sostuvo.

El ingeniero Woodman, quien lamentó que el escándalo Odebrecht haya golpeado de esta manera al país, recordó que las inversiones, sobre todo en minería, siempre han permitido que nuestro país no caiga a lo más profundo en cifras, lo que pasaría este 2018.

“A pesar de los problemas políticos y el Niño costero, etc., siempre han existido inversiones y situaciones positivas como el aumento de los precios de los minerales que nos ha permitido crecer arriba del 3 %. Esperemos que el 2018 logremos un 5 %”, sostuvo.

EMPRESARIADO

Arturo Woodman además se mostró confiado en que el empresariado pueda ayudar al país a salir adelante, pues se trata de una fuerza importante en nuestra economía.

“Como siempre, los empresarios apoyarán el incremento del trabajo, las inversiones y, como consecuencia, el crecimiento del país, rechazando los actos de corrupción y anhelando un año de unión y sin mayores actos de protesta”, dijo.

Finalizó señalando que los inconvenientes del 2017 serán superados con la unión y esfuerzo de todos los peruanos, tanto en lo político, económico, social y deportivo. En este último tema, consideró de mucha importancia que nuestra selección de fútbol esté nuevamente en un mundial.

En entrevista con un medio local, el economista Elmer Cuba también se mostró algo positivo respecto a lo que se nos viene en este 2018. “Más que optimistas, esperamos una recuperación el próximo año y no esperamos que esta sea tumbada por la parte política. Ya se han visto escenarios donde esta anda muy mal, pero la economía sigue mejorando”, dijo.

El balance de la agencia EFE

El Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski cierra 2017 con la controversia causada por la decisión de indultar al expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y el caso de corrupción Odebrecht, que incluso estuvo a punto de generar la destitución del mandatario peruano.

A pesar de la crisis política generada en las dos últimas semanas por estos temas, en el balance, el final del año ofrece un escenario contradictorio en el país, con protestas multitudinarias de los opositores al indulto, pero también con una subida de 7 % en la aprobación al gobernante.

Un sondeo de opinión publicado el sábado por la empresa privada Ipsos indicó que la aceptación a Kuczynski, conocido popularmente como PPK, se ha elevado a 25 % desde el 18 % del mes anterior.

“Si no se logra la gobernabilidad, quizá volvamos a ver otro intento de vacancia (destitución) presidencial y de adelanto de elecciones con resultados impredecibles”, dijo el director de Ipsos, Alfredo Torres.

Con el indulto otorgado a Fujimori a pocas horas de Navidad y sustentado en razones humanitarias, Kuczynski abrió un segundo capítulo en una crisis política que pudo acabar tres días antes con su destitución en el Congreso, que lo cuestionó por sus vínculos con la empresa brasileña Odebrecht.

Su permanencia en el cargo pendió en un hilo hasta la votación que se celebró el 21 de diciembre, donde la retirada de un grupo de legisladores de izquierda y la abstención de diez fujimoristas fue decisiva para evitar su destitución.

Tanto Keiko Fujimori como Alan García ya han negado algún aporte irregular de Odebrecht, mientras que Kuczynski aún se mantiene en silencio, pero el Congreso debatió el pedido de su destitución, precisamente, tras recibir un documento en el que se informaba que una empresa suya había dado consultorías a Odebrecht entre 2004 y 2007.

NANCY MILLER

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top