TRAS SEIS AÑOS DE DESACELERACIÓN

Buen manejo de política monetaria y fiscal de Perú

  • Fecha jueves 12 de octubre del 2017 | 6:20 am
  • Tag

Destaca el Banco Mundial en contexto de recuperación del crecimiento de la región.

El Banco Mundial destacó que el Perú tiene un buen manejo de la política monetaria y descartó que un ajuste fiscal genere preocupación, en un contexto en el cual la región de América Latina y el Caribe empieza a recuperarse tras seis años de desaceleración.

El economista jefe del Banco Mundial para la región, Carlos Végh, presentó el último informe semestral, “Entre la espada y la pared: La encrucijada de la política monetaria en América Latina y el Caribe”.

En el documento se explora el potencial de la política monetaria para apoyar el crecimiento, sin arriesgar difíciles logros obtenidos en la batalla contra la inflación.

“Respecto a Perú creo que las cosas en general se han hecho bien, Perú ha sido uno de los países que ha seguido un poco el ejemplo de Brasil, primero ha subido la tasa de interés (de referencia) y después la ha bajado”, dijo Végh respecto a la política monetaria.

El Banco Central de Reserva del Perú (BCR) elevó la tasa de referencia hasta 4.25% durante el 2016, para luego bajarla gradualmente a 3.5% en setiembre de este año, a fin de estimular la economía del país.

Asimismo, el economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, descartó preocupación alguna para la economía peruana respecto a la reciente ampliación del déficit fiscal para hacer frente a los mayores gastos en infraestructura tras el impacto de las lluvias de El Niño costero.

En agosto último, el Congreso aprobó aumentar el déficit fiscal de 2.5% a 3% para este año y de 2.3% a 3.5% para 2018, con una reducción gradual hasta el 2021 para situarse en 1% del Producto Bruto Interno (PBI).

“Claro que se va a necesitar un ajuste fiscal como en todos los países, pero no veo ninguna razón de preocupación inmediata para Perú”, afirmó Végh.

De otro lado, señaló que se espera América Latina y el Caribe, tras sufrir una contracción de su PBI de -1.3% en 2016, crezca 1.2% en 2017 y 2.3% en 2018.

Asimismo, a nivel de la subregión de Sudamérica, luego de retroceder -2.9% en 2016, se espera que en 2017 avance 0.6% y 2.2%, un crecimiento impulsado principalmente por Argentina y Brasil.

Nuevos motores

La región ya no va a tener un impulso importante de factores externos como los precios de los commodities, porque se ve un panorama estable global, por lo que tendrá que buscar motores de crecimiento internos.

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top