PESE A EXISTIR "SUAVE" RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Latinoamérica en la “trampa de la renta media”



Lima.- Latinoamérica vive una fase de “suave” recuperación económica, pero ha caído en la “trampa del ingreso medio” y hay una creciente “desconexión” entre los ciudadanos y sus gobiernos, según informe presentado en la Cumbre de las Américas, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL) y la CAF, Banco de Desarrollo de América Latina.

El Producto Interior Bruto (PIB) de la región creció 1.3 % en 2017, de acuerdo al informe “Perspectivas económicas de América Latina 2018”, tras cinco años de lento crecimiento y un bienio 2015-2016 en recesión. Latinoamérica está en una “senda de recuperación suave”, destaca el estudio, que proyecta que el PIB de la región crecerá entre el 2 y 2.5 % en 2018.

Las tres organizaciones señalan el papel fundamental que desempeñan las instituciones para superar la “trampa del ingreso medio”, esto es la desaceleración del crecimiento que suele darse después de alcanzar niveles de renta media, un escenario en el que se encuentran ahora muchas economías latinoamericanas.

El 23 % de los latinoamericanos vive por debajo del umbral de la pobreza, y un 40 % pertenece a la clase media “vulnerable”. Un 34.5 % de la población se podría considerar como clase media “consolidada” en 2015.

Se ha reducido veinte puntos porcentuales la población que vive en pobreza y quienes estaban por debajo de la línea de pobreza son ahora clase media “vulnerable”. Si no se consolida el crecimiento, está latente el riesgo del regreso a las filas de los que ganan menos de 4 dólares al día.
El crecimiento de la clase media ha hecho aumentar las expectativas de los ciudadanos frente a las instituciones públicas y va creciendo la desconexión entre los ciudadanos y sus gobiernos. La pérdida de confianza de los ciudadanos en las instituciones públicas es generalizada.

El informe, lanzado la semana pasada en Bruselas, fue presentado a los jefes de Estado de las Américas reunidos en Lima.
El estudio analiza la creciente insatisfacción de los ciudadanos con las instituciones y los servicios públicos. Un dato elocuente: tres de cada cuatro latinoamericanos tienen poca o ninguna confianza en sus gobiernos y un 80 % cree que la corrupción está extendida en las instituciones públicas.

Estas cifras se han deteriorado desde niveles del 55 y 67 % en 2010, respectivamente, lo que pone en evidencia que la desconfianza ciudadana crece y está llevando a “una desconexión entre sociedad e instituciones públicas, debilitando el contrato social”, advierte el informe.

La clave es la confianza en las instituciones públicas. La región debe avanzar hacia instituciones más confiables, más capaces, más abiertas y más innovadoras.

Por ejemplo, la proporción de la población satisfecha con los servicios de salud cayó de 57 % en 2006 a 41 % en 2016, muy por debajo de los niveles de la OCDE – cercanos al 70 %.

De la misma manera, la satisfacción con el sistema educativo cayó de 63 % a 56 % para ese periodo.

Esto contribuye a la poca disposición de los ciudadanos a pagar impuestos –también llamada ‘moral tributaria’-. En 2015, el 52 % de los latinoamericanos, 6 puntos porcentuales más que en 2011, aseguró estar dispuesto a evadir impuestos si tuvieran la ocasión de hacerlo.









Top
Salvador Heresi conversó sobre Ley de Lavado de Activos

Salvador Heresi conversó sobre Ley de Lavado de Activos