Corregir la “Ley Mulder”



Como medio de comunicación democrático, convencido de la división de poderes y promotor del equilibrio y la equidad en todo acto de la administración, corresponde no solo al Pleno del Congreso de la República sino a la ciudadanía en general y a las demás instituciones el contribuir con nuevos aportes a fin de corregir y mejorar la “Ley que Regula el Gasto de Publicidad del Estado Peruano”, más conocida como la “Ley Mulder”.

En primer lugar, es verdad que se debe evitar la concentración mediática y la publicidad estatal en contadas empresas de comunicación escrita, radial o televisiva, sin embargo la “Ley Mulder” como está va a atentar, directa o indirectamente, contra la generalidad de los medios de comunicación, principalmente los más chicos y que son en realidad los más auténticos defensores de la libertad de prensa, ya que no se encuentran ligados a las corporaciones ni a los intereses de los pulpos mediáticos.

En segundo lugar, el texto de la ley tiene que ser más preciso en determinar que el presupuesto que se entregue para la publicidad no debe hacer distinciones de ningún tipo entre los medios de comunicación, para que lo que se contrata tenga montos equitativos entre las empresas de comunicación grandes, medianas y chicas.

En tercer lugar, la norma de marras, aprobada recientemente en la Comisión de Transportes y Comunicaciones, debería garantizar que no se está en una situación de capricho ni de ojeriza, propia de una pelea personal del congresista Mulder con el Grupo El Comercio. Al respecto, la mayoría fujimorista (Fuerza Popular) tampoco puede alegremente dejarse arrastrar por un congresista aprista que incluso sabe que con esta ley puede legitimarse frente a su propios compañeros de partido, habida cuenta que existen problemas internos no solo en su bancada sino en el Partido Aprista Peruano.

En cuarto lugar, si no se hacen enmiendas a la denominada “Ley Mulder”, los efectos de la norma serán un bumerán contra la libertad de prensa, ya que cerrarían los medios que no pertenecen a determinados grupos de poder económico con inversiones en otros rubros, habida cuenta que tienen relaciones económicas con la minería, el petróleo, la agricultura, la producción, etc., y que nada tienen que ver con el periodismo veraz, independiente y plural.

En suma, si el Pleno no corrige la ley, en función de la publicidad equitativa, se va a empujar a muchas empresas a reducir personal de prensa y acaso a alentar a las fuerzas oscuras del narcotráfico, la minería ilegal o el contrabando para levantarse en peso a algunos medios de prensa de la capital o provincias.







Top
Ataca a esposa e hija a martillazos

Ataca a esposa e hija a martillazos