MARCO MIYASHIRO ALERTA AL CONGRESO DE LA REPÚBLICA

“Es sumamente grave presencia de terroristas”



–¿Qué opina usted de que la congresista María Elena Foronda haya contratado a una sentenciada por terrorismo como asesora? 

Es realmente vergonzoso que una congresista de la República como María Elena Foronda, de Frente Amplio, haya tomado como trabajadora de confianza para su despacho a una persona con estos antecedentes. Son antecedentes que se remontan a la época en que el MRTA, como organización terrorista, realizaba extorsiones, secuestros y asesinatos a empresarios para lograr la obtención económica del rescate y el financiamiento de sus otras actividades terroristas.

–Es un tema delicado en vista de que el Congreso ya ha sido objeto de intentonas de captura por el MRTA…

Es sumamente grave que suceda esto en el Congreso. No podemos olvidar episodios como cuando se dio el secuestro del empresario televisivo Héctor Delgado Parker, donde para llevar a cabo su objetivo asesinaron cruelmente al chofer. Otro caso grave fue el secuestro de David Ballón Vera, empresario minero que para secuestrarlo intersectaron primero a su camioneta y fue con una ambulancia robada, de la que bajaron terroristas armados para asesinar al chofer. Entonces, estamos ante una organización criminal. No solamente lo secuestraron sino que también lo torturaron y su cadáver fue difícilmente reconocido, porque tenía 40 kilos de peso cuando fue encontrado.

–¿Cómo va la ley que impide a los sentenciados por terrorismo trabajar en el sector público y menos en el sector educación?

Para evitar estas situaciones se ha dictado una ley que los sentenciados por delitos de terrorismo no pueden desempeñar cargos públicos en el Ministerio de Educación. El congresista Héctor Becerril ha presentado otro proyecto de ley, que ya fue aprobado en primera votación, para evitar que los condenados por delito de terrorismo, apología del terrorismo, el honor sexual, tráfico ilícito de drogas, entre otros, no puedan ingresar a laborar en el Estado. No pueden desempeñarse dentro de la función pública, porque debe ser un honor ingresar al servicio del Estado. Cualquiera que fuera la función, desde los más altos hasta los más humildes, tienen que servir a la ciudadanía, eso debería entenderse como un verdadero honor.

–¿Y cómo va el proyecto respecto a llevar un registro de todos los sentenciados por terrorismo y otros delitos?

Hay un proyecto de ley que estoy presentando como, por ejemplo, en el caso que el Poder Judicial elabore un registro de condenados por terrorismo, narcotráfico y otros delitos con la finalidad de que las autoridades competentes tengan conocimiento de quién es quién. Porque ocurre que después de cinco años de cumplida la condena, están supuestamente rehabilitados.

–¿Qué opina usted de que al coronel Benedicto Jiménez el Poder Judicial le haya cambiado la medida de arresto domiciliario por comparecencia?

El coronel Benedicto Jiménez es un gran policía. Lo he conocido desde mi tiempo de cadete, el coronel es dos años menos antiguo que yo. Siempre se ha caracterizado por ser una persona dedicada al servicio policial de manera íntegra y en las investigaciones criminales. Lamentablemente ha estado comprometido e involucrado en un proceso judicial que espero se resuelva pronto. Me resulta de gran alivio el hecho de saber que se haya decretado su comparecencia. Le deseo lo mejor para su tranquilidad personal y la de su familia.

 

INTELIGENCIA DEBE SEGUIR A SUBVERSIVOS

–¿Considera que el Estado ha descuidado el seguimiento a los cabecillas terroristas que salen en libertad como Osmán Morote?

Como lo reportan los medios de comunicación en nuestro país, el Estado, a través de sus órganos de inteligencia, tiene que cumplir su función de estar atentos y alertas ya que el mandato judicial se tiene que cumplir, pero eso no impide que las entidades de inteligencia se mantengan alertas y realicen el seguimiento respectivo.

ESCRITO POR ROBERTO SÁNCHEZ R. – roberttosanchez7@gmail.com







Top
Gobierno prohíbe a condenados por terrorismo trabajar en el Estado

Gobierno prohíbe a condenados por terrorismo trabajar en el Estado