BUSCA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES

Ada Gallegos: “Mujeres deben participar en la toma de decisiones”



-¿Qué es el Consorcio de Mujeres Líderes en el Servicio Público (CWLPS) que usted preside?

El CWLPS es una organización internacional sin fines de lucro, con sede en Washington D.C. Nuestro propósito es promover el desarrollo de la mujer en todas sus dimensiones. Nos focalizamos en promover mujeres en cargos de liderazgo dentro del aparato estatal, con apoyo de instituciones académicas. Trabajamos organizadamente en Capítulos en diferentes países. En el Perú se desarrollan actividades desde el año 2014. Con ello, nuestro país es el primero en América Latina en tener un Capítulo propio. Hemos dado un paso adelante en la construcción de una sociedad igualitaria e inclusiva. El lema del CWLPS es “Cuando las mujeres progresan, los países progresan”.

-¿Cuál es el objetivo que se persigue desde el Capítulo en el Perú?

Nuestro objetivo se focaliza en la participación de las mujeres en instancias de toma de decisiones de los diversos niveles de gobierno, sea por elección popular o por designación, en mérito a su desempeño profesional. A igual trabajo, igual salario. Nuestra meta es que la participación femenina llegue a un 50 % en la gestión pública. Formamos parte la Iniciativa Global de Mujeres Líderes, muchas mujeres vienen luchando desde hace años en el Perú y en el mundo por la igualdad de derechos y oportunidades. Debo recordar que en el 2011 la exsecretaria de Estado [y ex candidata presidencial de EE.UU.] Hillary Clinton visibilizó esta realidad a fin de empoderar a más mujeres para cargos de toma de decisiones a nivel mundial.

-¿En qué se basa el empoderamiento de la mujer en la tarea de administrar los intereses del Estado?

Empoderar a una persona en términos generales significa dotarla de herramientas para aumentar su fortaleza, mejorar sus capacidades y acrecentar su potencial para ejercer sus derechos y tomar decisiones; por tanto, es importante empoderar a las mujeres, así como se plantea desde la Conferencia Mundial de Mujeres Beijing [Pekín] 1995 para el aumento de la participación de las mujeres en procesos de toma de decisiones y acceso al poder.

 -¿Ese empoderamiento sugiere como premisa la búsqueda de la igualdad de género en la gestión pública?

Nuestra organización busca el empoderamiento de mujeres para que logren su independencia económica en el hogar. Buscamos aminorar las brechas entre hombres y mujeres, promoviendo la igualdad de género en términos de oportunidades y derechos. Sostenemos que con la igualdad de oportunidades, dentro de la gestión pública, se conseguirá un balance de poderes y contribuirá a ponerle fin a la violencia y pobreza. La igualdad de género es condición para el desarrollo sostenible de todo país.

-¿Qué acciones de trabajo piensan ejecutar inicialmente en el Perú?

Decidimos iniciar nuestro trabajo para promover una nueva generación de mujeres líderes en el Perú. Hemos desarrollado un proyecto: “Empoderando niñas, cambiando vidas”, que se centró en el trabajo intergeneracional de la región Loreto, cuyo objetivo fue proporcionar herramientas de desarrollo a estas niñas, con la decidida participación del municipio de Maynas y lideresas de la región. El programa promovió redes de soporte intergeneracionales, para dar sostenibilidad a la intervención. El programa mereció el premio por los Derechos Humanos “Javier Pérez de Cuéllar” que otorgó la Embajada de Francia y la Defensoría del Pueblo.

LEGISLACIÓN AÚN RESULTA MUY LIMITADA

-¿Cuál es la situación de la mujer peruana en cuanto a cargos directivos?

Las mujeres en el Perú, como a nivel global, somos el 50 % de la población; sin embargo, seguimos con una muy baja representación. Si bien hay legislación y planes que conllevarían aminorar brechas, siguen siendo limitados. Desde el CWLPS se busca identificar a aquellas mujeres que hoy ocupan estos cargos, y que se conviertan en mentoras que inspiren a otras a llegar a ello.

ROBERTO SÁNCHEZ R. – roberttosanchez7@gmail.com










Top
Aprueban retorno a la bicameralidad

Aprueban retorno a la bicameralidad