AFIRMA EXAUDITORA BEATRIZ MEJÍA

“Lo que quiere el Gobierno es tomar control de la Contraloría”

Es el Congreso el que de manera autónoma decide nombrar al Contralor, que no sea a la medida de los corruptos, recuerda.

-¿Cómo percibe todo lo acontecido en torno al excontralor Édgar Alarcón, removido por el Congreso?

Es realmente preocupante, pues desde Genaro Matute no teníamos un contralor que se haya atrevido a fiscalizar y a denunciar los actos irregulares del gobierno de turno, cosa que nunca pasa. Lo que le han hecho a Édgar Alarcón es sumamente penoso, porque le han diseñado un plan de desprestigio, al mismo estilo de Vladimiro Montesinos, para hacerlo aparecer como un tremendo truhán, como un corrupto, y creo que esto es una cosa indigna para el Perú. No es posible que, con el esfuerzo que supuestamente se hace en la lucha contra la corrupción, paralelamente se pretenda capturar la Contraloría. Me queda claro que todo lo que han hecho contra Alarcón es para tomar control de la Contraloría.

-¿Usted trabajó en la Contraloría en la época de Genaro Matute?

En esa época intervine, por ejemplo, en el caso del cuestionamiento a la contratación de Odebrecht en el 2004-2005, porque el contralor Matute me pidió revisar el informe que había hecho la Contraloría que no aceptó imposiciones. El entonces contralor me pidió que lo revisara para comprobar si iba o no iba. Yo deduje que no se podía contratar de ninguna manera y el contralor Matute emprendió una lucha contra el propio presidente Alejandro Toledo, en ese entonces, con Kuczynski que era primer ministro y además estaba como presidente de ProInversión, y sostuvo una discusión muy agria con Cecilia Blume y Kuczynski que le insistían en que había que contratar con Odebrecht. Y Matute estaba muy mortificado y tuvo una seria desavenencia con la esposa de Toledo, la señora Eliane Karp, y finalmente sacaron una ley con nombre propio que era contratar sí o sí con Odebrecht para la Interoceánica. Fue un pleito terrible y quisieron inventarle calumnias al entonces contralor, pero no pudieron sacarle nada.

-El nombramiento de un nuevo contralor debe verse antes de aprobarlo en la Comisión Permanente. ¿Qué se puede esperar?

El Gobierno puede proponer a Perico de los Palotes pero igual es el Congreso de la República el que autónomamente toma la decisión de aprobarlo o no. Aquí sucede que han sacado al contralor Édgar Alarcón para poner un contralor a la medida; es decir, que haga oídos sordos y la vista gorda cuando se ejecuten contratos que lesionen los intereses del Estado, como ha sucedido con el tema de Chinchero en el Cusco. O sea que, hagan lo que hagan, no habrá ninguna actividad fiscalizadora por parte de la Contraloría. Y han recortado el presupuesto de la Contraloría a menos de la mitad, lo que demuestra que no quieren que funcione. En este momento lo que quieren es entrar y tomar la Contraloría y si toman la Contraloría la suerte está echada en el Perú.

-¿Considera que hay un interés supranacional en esto de manipular el control del erario público?

Yo estoy decepcionada del Gobierno de PPK y de todos los ministros que antes defendieron los derechos humanos, que antes cuestionaron la corrupción de los 90, y que ahora están en una corrupción mucho peor. Estamos ante un sistema de corrupción internacional. Se está imponiendo un sistema absolutamente autoritario y dictatorial donde la población no tiene alternativas. Y el Club de París nos está gobernando ya desde hace tiempo; se quiere adecuar la legislación peruana a los estándares de la OCDE (Organización para la Corporación y Desarrollo Económico) con sede en París, Francia.

-¿Por qué considera que se está vulnerando el derecho de todos los peruanos por una agenda dictatorial?

Tengo que lamentar la desilusión que me genera un Gobierno que parecía iba a ser respetuoso de los derechos de todas las personas en este país y está pisoteando los derechos de más de 31 millones de peruanos para imponer una agenda en función de un gobierno dictatorial que pretende cambiarnos la cultura e imponernos una cultura claramente anticristiana y que tiene por objeto dominarnos económicamente. Y este es un proyecto que Hillary Clinton lo ha dicho en un congreso pro aborto, señalando que es momento de quebrar las estructuras de las creencias religiosas. O sea, por decreto nos van a decir cómo debemos educar a nuestros hijos, y si no estás de acuerdo te descalifican. Y además se está manipulando a través de los medios de comunicación, que en muchos casos están obsecuentes a los dictados de este gobierno.

Negociado de alto nivel

-¿Qué opina usted de todo lo que ha producido la insistencia del Gobierno en el tema Chinchero?

A mí no me van a decir que esa adenda la firmó el señor [Martín] Vizcarra porque se le ocurrió. A ese pobre ministro lo mandaron a firmar esa adenda, y este es un negociado de mucho más alto nivel que el ministro de Transportes en su momento tuvo que firmarlo. La pita se rompió por el lado más débil y me parece lamentable que la Fiscalía de la Nación no ha iniciado una investigación penal por este caso hasta el momento.

ROBERTO SÁNCHEZ R.

roberttosanchez7@gmail.com

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Considera que la Reconstrucción con Cambios anunciada por el Gobierno para los afectados por el Niño costero se hace de manera irregular?

    Cargando ... Cargando ...
Top