PARA ASUMIR COSTOS CONJUNTOS DE LA RECONSTRUCCIÓN NACIONAL Y LOS PANAMERICANOS

“No tenemos plata como cancha”

  • Fecha domingo 19 de marzo del 2017 | 5:30 am
  • Tag

Experto en contrataciones con el Estado Alex Starost afirma que las Asociaciones Público Privadas hacen agua.

-Doctor Starost, ¿es verdad que nos sobra la plata en el Perú, tal como se escucha cuando se trata de los Juegos Panamericanos y del presupuesto de urgencia  para los desastres naturales?

No soy economista sino abogado experto en temas de contrataciones con el Estado. Pero eso no me impide opinar de un tema que es de interés público y no se necesita ser economista para hacerlo. Se escucha decir que, a diferencia de los años 1983 y 1998 de vacas flacas, en los que el fenómeno El Niño golpeó al Perú, ahora las arcas nacionales están llenas de dinero. Eso no es cierto y es una irresponsabilidad hablar de esa forma. Baste indicar que el presupuesto del año 2017 asciende a 142,471 millones de soles, de los cuales 11,986 millones de soles son para amortizar deuda pasada, y, luego, aquí viene lo delicado, dentro del financiamiento del presupuesto en mención el gobierno anterior (de Ollanta Humala) nos ha endeudado por 19,693 millones de soles. Es decir, tenemos un presupuesto ya endeudado, lo que de por sí nos indica que no nadamos en plata o no tenemos plata como cancha.

-¿No le parece irresponsable esto de estar endeudando al país incluso por ‘quítame esta paja’?

Obviamente que es irresponsable. Pero también es lo mismo no destinar los fondos de los Juegos Panamericanos, que unos dicen es de 1,100 millones de dólares, y otros 1,400 millones, para los damnificados del llamado Niño costero, esto por un simple criterio de priorización de recursos. Es más, si nos sobrara el dinero, antes del fenómeno climático el Gobierno no hubiera recurrido al fácil expediente del endeudamiento con alrededor de 22,000 millones de soles y al parecer este año sucederá lo mismo. No vaya a ser que el tema de los desastres naturales lleve nuevamente al señor Alfredo Thorne a echar mano a nuevos bonos soberanos o nueva deuda. Agreguemos que, si en un caso extremo lo hiciera, si recrudece el desastre climático, y Dios no lo quiera, lo primero que debemos exigir, a la luz de la experiencia del caso Odebrecht, es que debe haber una buena gerencia porque no se trata solo de entregar recursos, más aun en situaciones de emergencia.

– El Señor Neuhaus ha señalado también que no tenemos problemas de dinero. ¿Qué le parece?

¿Eso es lo que dice este señor? ¿En qué se basa?

-En la ratio Deuda/PBI donde aparecemos como el país latinoamericano con menos deuda, junto con Chile, y en recursos fiscales no gastados por las regiones y los gobiernos locales.

Me parece que eso es muy frágil. Cuando solo se toma en cuenta el indicador del PBI, creo que muchos economistas están errados. ¿O es que ignoran que el año pasado un Consejo Fiscal asesor de Economía y Finanzas sostuvo todo lo contrario? Llegó a la conclusión de que alrededor del 45 por ciento del PBI del Perú (PBI calculado en 200 mil millones de dólares) está comprometido con la deuda externa. Estamos hablando no solo de la deuda pública, sino de la privada (37,000 millones de dólares), a lo que hay que sumar las contingencias como los arbitrajes, las deudas de las AFP o del sistema previsional y de las Asociaciones Público Privadas (APP), asociaciones que en la actualidad hacen agua por el tema recurrente de la corrupción. Esto es lo que se ve en los grandes megaproyectos, como el Gasoducto del Sur, la Línea 2 del Metro de Lima, la refinería de Talara, etc., por no hablar de la Interoceánica que ya está judicializado y pone los pelos de punta a toda la llamada clase política.

-Hablando de la Línea 2 del Metro de Lima, ¿qué ha pasado con el  presidente Pedro Pablo Kuczynski que en la campaña electoral y aun antes estaba en contra de esta megaobra, y ahora tiene una posición contraria?

Pedro Pablo Kuczynski dijo, en efecto, muchas cosas ciertas. Él fue uno de los que dio la voz de alerta al señalar que la construcción de esta megaobra en el gobierno de Humala nos costaría más de 6,000 millones de dólares, muy por encima del precio de una obra como la del Canal de Panamá que llegaba a 5,500 millones de dólares. Recuerdo que textualmente dijo: “La Línea 2 de Ate al Callao, una distancia relativamente corta de 15 o 16 kilómetros, va a costar más que el canal de Panamá. Va a costar US$ 6,000 millones, más el subsidio que hay que dar para que la tarifa no sea muy alta, otros US$ 1,000 millones más”. Y al final costó alrededor de 6,600 millones de dólares, sin hablar aún del subsidio y ya está en adicionales. Es un tema que lo he estudiado en todos sus extremos y que en otra oportunidad podríamos desarrollar.

La parejita

-Bien, doctor. Incluso PPK dijo que renegociaría la Línea 2 del Metro…

Es cierto. Eso fue cuando asumió la Presidencia. Anunció que negociaría el rediseño de la Línea 2 del Metro. Pero no pasó nada. Asumió el activo y el pasivo. Me temo que en este viraje mucho tuvo que ver las conversaciones con Humala y su esposa Nadine Heredia para ganar con apoyo de esta pareja en la segunda vuelta de las elecciones del año pasado. Porque en ese entonces PPK  dijo que no investigaría nada del gobierno anterior, que estén tranquilos y hasta dio directivas a sus voceros para mirar adelante y no atrás.

 

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top