“Perú debe pedir excluir a Venezuela de la región”

lgp

Considera Luis Gonzales posada

Excanciller recuerda que fue en nuestro país donde se preparó y aprobó la Carta Democrática.

-Doctor, un nuevo capítulo en la tensa relación que Perú tiene con la Venezuela chavista. ¿Cómo lo ve usted?

El chavismo se ha nutrido de una diplomacia latinoamericana que ha permitido que arrasen con valores y principios democráticos y violenten los derechos humanos. No solamente ha permitido, sino que ha aceptado agravios y ofensas, tanto de [Hugo] Chávez y de [Nicolás] Maduro, de toda naturaleza, incluyendo al secretario general de la OEA [Luis Almagro]. Entonces, esa ha sido la nutriente fundamental del chavismo, que hace unos años tenía además dos grandes baluartes que eran su punto de apoyo, uno de ellos el señor Lula [da Silva] en Brasil y la señora [Cristina] Kirchner en Argentina, personajes que hoy ya no están en el poder.

Entonces, eso le ha permitido avanzar con el grupo del Alba, con el petróleo subsidiado, que ha comprado conciencias y votos en muchos países de la región. Todo esto ha hecho posible que el chavismo se convierta en una suerte de furúnculo en la región

-¿Qué hacer frente a ello?

Ha llegado el momento de la decisión, no podemos dejar abandonado al secretario general de la OEA [Luis Almagro], que reclama con angustia que se aplique la Carta Democrática, porque en Venezuela no solamente se lesiona el sistema democrático y los derechos humanos, sino que está ocurriendo un genocidio social. Acaba de solicitarlo, el mismo día que a la señora [Lilian] Tintori, esposa de Leopoldo López, le han impedido ingresar a Ecuador, lo cual es una página negra para el gobierno del señor Rafael Correa.

Ahora que ya no está el gobierno de Humala, ha llegado el momento de que el Perú lidere una posición internacional, y que en ejercicio de su derecho pida a la OEA la aplicación de la Carta Democrática como lo reclama el secretario general, y separe a Venezuela del Sistema Interamericano.

Quiero decirle además que esta Carta Democrática fue preparada, confeccionada y aprobada en el Perú, de tal manera que yo creo que ha llegado el momento que se ‘desaletargue’ la Cancillería y que lidere este movimiento democrático que, estoy seguro, va a ser exitoso.

-Pero el canciller Luna ya se ha sumado al pedido del secretario general de la OEA para plantear la Carta Democrática al gobierno venezolano…

Es una decisión trascendente en nuestra política exterior, porque significa hacer frente, abiertamente, sin temores, a una dictadura que se ha burlado hasta de la mediación papal. Maduro insulta y calumnia a quien reclame por los presos políticos, por los atropellos al Congreso o ante la crisis humanitaria. No hay duda que el chavismo se ha fortalecido y perpetuado en el poder ante el silencio cómplice de la diplomacia latinoamericana.

-¿La diplomacia está cambiando?

Sí, porque ya se fueron, con olor a corrupción, Lula y Dilma en Brasil y la señora Kirchner en Argentina, soportes políticos del chavismo. Ahora los gobiernos de Temer y Macri no están en esa línea de complicidad y en un mes se elegirá nuevo presidente en Ecuador, que sin duda será de oposición, con lo cual se desarma el andamiaje diplomático que cobijaba esa dictadura. Además, parte de sus socios caribeños, que respaldaban por granjerías petroleras, ahora no lo harán porque Venezuela ha cortado o reducido ese apoyo por la crisis que padecen.

-¿Qué caminos hay que seguir para aplicar la Carta Democrática?

Primero que 18 de los 35 gobiernos que forman parte de la OEA pidan una reunión del Consejo Permanente, integrado por el cuerpo de embajadores. En esa reunión se trata el tema, se escucha al gobierno venezolano, pero también a la oposición y luego podría enviarse una misión a Caracas para solucionar la crisis.

-Si fracasa esa gestión, ¿qué ocurre?

Que otra vez 18 países soliciten una Asamblea General con participación de los cancilleres. Ahí se debate el tema y se pone a votación. Se necesitan, en este caso, 24 votos para separar al gobierno venezolano del sistema hemisferio.

-¿Qué sucede si no consiguen los votos?

Esperemos que sí. En todo caso se habrá expuesto al mundo la degradante situación en Venezuela y se habrá marcado una línea política en la región entre los gobiernos que están con la democracia y quienes no lo están.

-Entiendo que el Perú está coordinando con otros gobiernos la aplicación de la Carta Democrática…

Lo supongo porque solos no podemos actuar y especialmente hay que convencer a parte de los 14 países caribeños. En nuestra posición pienso que están Chile, Colombia, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay. Se está avanzando.

-¿La posición del gobierno la respalda el país?

Sin duda. Ya es una política de Estado desde el momento en que cuenta con el respaldo del Congreso. Además, se ha producido un giro de 180 grados en nuestra política exterior, entre lo que ocurría con el gobierno débil, vacilante y temeroso de Humala, y la actual posición democrática y principista de nuestra Cancillería.

-¿Qué me puede decir de la actitud violenta que ha asumido Maduro en los últimos días contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski?

El señor Maduro, todos los días, hace comentarios soeces del señor Pedro Pablo Kuczynski, unas frases que nadie las comparte, porque no fueron nada felices, y eso no lo podemos permitir.

-Ante este nuevo impase con Venezuela, el Perú ha pedido el llamado en consulta al embajador Mario López Chávarry. ¿Cree que debe regresar a Caracas?

Bajo ninguna circunstancia debe regresar. Yo más bien reduciría oficialmente la representación peruana en Venezuela, a nivel consular, o encargado de negocios, porque después de ese hecho, tanto el presidente [Maduro] y su canciller [Delcy Rodríguez], han seguido agraviando al jefe de Estado peruano. Lo han llamado “cobarde”, “sirviente del imperialismo”, y otras expresiones soeces propias de ese gobierno. No debe regresar y debe reducirse la representación a nivel consular.

Todo gobierno dictatorial se legitima cuando tiene relaciones plenas con los demás países. Usted se imagina cómo se sentiría el presidente Maduro, y eso me lo dijo la señora Tintori como la esposa del alcalde de Caracas [Mitzi Capriles], cuando participa en eventos diplomáticos rodeado de todos los embajadores, sonriendo con ellos, abrazándose, tomando trago, esa es una vergüenza. Por eso es que ellos siempre han tomado la diplomacia como parte de su validación política, y eso hay que cortarlo.

La izquierda en el Perú

-Acá en Perú hay partidos, sobre todo los de la izquierda, que no dicen una sola palabra sobre lo que ocurre en Venezuela…

Me da mucha pena, eso puede demostrar que tienen relación directa con el chavismo, que le tienen temor. En el caso concreto del nacionalismo, ha quedado completamente probada su vinculación política. Recordemos que el señor Humala aguantó que el señor Maduro ofendiera y amenazara a nuestro canciller [Rafael Roncagliolo] y no dijo nada, y además lo tuvo que retirar del cargo. Cada uno es dueño de su conciencia. Si la izquierda es progresista, inteligente, no debería pronunciarse respaldando una decisión de esa naturaleza, como la que proponemos.

BORIS PUEMAPE LOSTAUNAU

boris.puemape@expreso.com.pe

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Cree que el presidente Pedro Pablo Kuczynski sabe de las irregularidades en algunas obras del país como lo asegura el contralor Édgar Alarcón?

    Loading ... Loading ...
Top