FERNANDO CALLE PIDE REESTRUCTURAR ESTA ENTIDAD

“Sí podemos presumir que la Contraloría está contaminada”

  • Fecha Miércoles 19 de Julio del 2017 | 5:36 am
  • Tag

Exmagistrado del Tribunal Constitucional llama a la Comisión Permanente a investigar denuncias efectuadas por Édgar Alarcón.

-Doctor, hoy debe definirse en el Congreso la designación de Nelson Shack como contralor. ¿Cómo ve este proceso?

En principio debe aclararse y sancionarse las denuncias que hizo el excontralor [Édgar Alarcón] en sus intervenciones, e inclusive en uno de sus diálogos con el exministro [Alfredo Thorne] con relación a que existían situaciones incorrectas en otros ministerios. Esta es una responsabilidad que le corresponderá al nuevo contralor, pero que no tendría por qué esperar, ya que existe un encargado que está suficientemente en capacidad de esclarecer esta situación: el Congreso de la República, a través de la Comisión Permanente. Esto es serio y debería actuarse de inmediato al respecto, empezando por exigir una explicación al excontralor, si en verdad hay voluntad de luchar contra la corrupción.

-Pero, ¿todo este escándalo suscitado en la Contraloría requiere de una reforma?

Indudablemente, no cabe duda que en tantos años de corrupción y especialmente de impunidad, y que de la versión del señor auditor denunciante, doctor Walter Grados Aliaga, podemos presumir que esta y otras importantes instituciones y organismos constitucionales autónomos están seriamente contaminados. Pero concentrándonos en la que corresponde a su pregunta, si bien todas tienen una seria importancia, podríamos decir que, así como la Fiscalía es el titular en la lucha contra el crimen, la Contraloría vendría a tener la titularidad en la lucha contra la corrupción en el corazón del Estado, lo que es terrible, además que se suma a la pérdida de legitimidad e inseguridad jurídica que pone en serio riesgo la legitimidad del propio Estado, por eso su importancia.

-¿Qué deben hacer el presidente Kuczynski y el Congreso?

Si empezamos porque es el ser humano el que engrandece o envilece una institución, la clase política gobernante en el Ejecutivo como en el Congreso deberían poner toda su atención, amor al país y voluntad de lucha contra la corrupción, buscando y eligiendo una persona respetada con ascendencia y honestidad demostrada al margen de su credo religioso o político; es una oportunidad única que no deben desaprovechar. El pueblo ya no soporta más y deben tener en cuenta que cualquier expresión popular de protesta será de responsabilidad de quienes tienen en sus manos el control político sobre las instituciones y naturalmente de los funcionarios que las dirigen o conforman.

-¿Es problema de mayores recursos?

A pesar de haber escuchado con frecuencia por boca de Édgar Alarcón que necesitan mayores recursos y personal, como presupuesto independiente para pagar directamente a los funcionarios, con la consideración que no tengo un seguimiento interno de dicha institución ni los informes que corresponden ser puestos siempre a disposición del Congreso, creo que si remontamos a tiempos pasados podría informarse primero cuántos funcionarios o personal, por ejemplo, eran parte de la Contraloría hace unos veinte años y como ha sido su desenvolvimiento y resultados, más aún cuando en los últimos tiempos se han reforzado sus facultades y capacidad de fiscalización y control como corresponde.

-¿Es necesario, como se ha dicho, remover y destituir parte del personal?

Naturalmente que ante las denuncias conocidas, va a ser necesario que cualquier ciudadano que asuma tan alta responsabilidad al servicio del Estado y de la nación, revise e investigue la actuación de los funcionarios con mando e intermedios; por cuanto, que las denuncias de los propios auditores reflejan que algo se pudre también en la Contraloría y, claro, eso pasará seguramente por el cese o remoción o circulación de personal de diferentes niveles, situación que no es tan sencilla por cuanto que tendrá que verse la situación laboral de los mismos, en cuanto a su estabilidad, etc., o condición de servicio, especialmente en cargos de confianza.

No olvidemos que la Contraloría General de la República es una entidad descentralizada de Derecho Público que goza de autonomía conforme a su Ley Orgánica y el propio Art. 82 de la Constitución Política vigente y que es el órgano superior del sistema nacional de control.

 

Impunidad institucionalizada

-Pero entonces, con la autonomía y el derecho al antejuicio, ¿cómo se explica lo sucedido?

Es que en esto es fundamental la trayectoria y respeto que debe tenerse al contralor y eso no se consigue por resolución o decisión política; por eso, es importante que el señor Presidente de la República, como el Congreso, a través de la Comisión Permanente, exprese un celo especial en la designación y nombramiento del nuevo contralor, ya que la corrupción ha llegado a niveles insospechados y la impunidad se ha institucionalizado. No puede, no debe la clase política gobernante desperdiciar la posibilidad de restablecer algo de legitimidad que permita recuperar en algo la salud moral del país.

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Cree usted que el fujimorismo tiene la culpa del fracaso del diálogo entre el Gobierno y los maestros que se mantienen en huelga?

    Cargando ... Cargando ...
Top