Infraestructura

La agenda olvidada en el Plan de Infraestructuras

  • Fecha lunes 19 de junio del 2017 | 9:04 am
  • Tag

La agenda peruana en materia de infraestructuras se está deteniendo en lo urgente más que en lo importante. El corto plazo sigue primando a pesar del esfuerzo de algunas instituciones por mirar el largo plazo. A continuación un conjunto de líneas de acción que parecen olvidadas en la agenda nacional.

Infraestructura digital: Es el encuentro de la revolución industrial en la era digital con la revolución de las infraestructuras en la era de los servicios. La filosofía se ve invadida por la ciencia. De la reflexión sobre el ser pasamos a la reflexión sobre el hacer. El pensamiento en el que se basan la ciencia y la tecnología es reconocido como el único recurso natural, verdaderamente inagotable. Se extinguirá con la especie humana. Los servicios constituyen el 70 % del PBI en la economía de los países desarrollados y los bienes cada vez incorporan más servicios en su estructura como valor agregado. La Ciencia y la Academia deben tener mayor participación en los planes nacionales de infraestructura diseñada para la prestación de servicios públicos.

Infraestructura e innovación: Un fuerte impacto de descarga de innovación que permita saltos tecnológicos importantes que acompañen a las infraestructuras, es indispensable para mantener un crecimiento cualitativo. Siguiendo una propuesta para Brasil, algunos posibles ingredientes de esta descarga pueden ser las invitaciones a presentar grandes proyectos sobre temas específicos que pueden aportar resultados tangibles, como el lanzado por la Unión Europea respecto a acciones innovadoras urbanas con el fin de identificar y probar nuevas soluciones relacionadas con el desarrollo urbano sostenible, a través de licitación de proyectos. Los proyectos deben responder a un problema específico (por ejemplo, transición energética, la pobreza urbana). También se propone la disponibilidad de los datos públicos para fomentar nuevas ideas, como ocurre en Costa de Marfil, donde la principal operadora Orange ha puesto a disposición su base de datos de 5 millones de usuarios para poner en marcha un concurso de ideas innovadoras. El ganador fue All Aboard (IBM) que aplica los datos para replantear las rutas de las líneas de autobús, lo que resulta en una reducción del 10 % en el transporte público (esperada). Se utilizan cada vez más proyectos de base de datos abierta. La sociedad del gran París (Francia), por ejemplo, decidió poner a disposición todos los datos de su proyecto de metro periférico para impulsar la innovación en la idea de “metro escaneado” (The Boston Consulting Group y CG-LA Infrastructure Inc).

Infraestructura y urbanismo azul: La agenda urbana mundial comienza a considerar con mayor importancia el desarrollo de infraestructura en los océanos, dado que aproximadamente el 40 % de la población mundial vive dentro de los 100 km de la franja costera. La exigencia por ahora se enfoca en actividades de planeamiento y diseño, pero el Perú, que ha aprendido a dejar de vivir de espaldas al mar, no puede desconocer la importancia de la costa peruana, que si bien es una estrecha franja de tierra de 2,250 km de longitud que ocupa solo un 11 % de la superficie del país, es una región que alberga al 70 % de la población y el 80 % del PBI según fuentes del BID (Semana Económica, febrero de 2012).

Infraestructura y resiliencia de ciudades: La infraestructura a construir debe tomar en cuenta herramientas diseñadas para ciudades resilientes ante los desastres que las afectan, como la lanzada en la plataforma global para la reducción del riesgo. Cumbre celebrada en Cancún, México y documento publicado por la oficina de N.N.U.U. y que permite a líderes urbanos alinear sus esfuerzos de reducción de riesgo de desastre local con un acuerdo internacional conocido como el Marco de Sendai para la  Reducción del Riesgo de Desastres  2015-2030.

Infraestructura y sociedad: Desde el punto de vista social, la construcción de infraestructuras afecta profundamente, a la sociedad y en especial a la forma de vida en las ciudades. Precipita las dinámicas de los colectivos afectados, modifica el espacio, la morfología territorial y las actividades económicas en su afán de cerrar brechas y reposicionar poblaciones. Este proceso de transformación social incuba desde sus orígenes potenciales conflictos sociales y la necesidad de prevenirlos o resolverlos mediante el uso intensivo del diálogo como mecanismo reconocido de solución de controversias.

Infraestructura y Derecho: Replantear la agenda en lo jurídico, a fin de pasar de una estrategia de formas, que solo busca atajos y reducción de plazos, por una que encare los verdaderos problemas de fondo es el gran objetivo en este ámbito. Reflexionar sobre los conflictos que generan las infraestructuras en los derechos de propiedad, la necesidad de priorizarlas, de reconocerlas como un bien de jerarquía superior a los inmuebles y a la propiedad individual. La exigencia de crear un Registro de infraestructuras y activos económicos con carácter constitutivo de derechos como ocurre en el sistema alemán. Lo mismo cabe decir de los contratos, en donde el largo plazo que exige el financiamiento de las infraestructuras y la técnica del project finance vienen cuestionando seriamente la inmutabilidad de los mismos.

Infraestructura y Seguridad Nacional: De acuerdo a Planteamientos Doctrinarios del CAEN, el concepto de seguridad ha evolucionado increíblemente alcanzando connotaciones de multidimensionalidad y globalidad. (CAEN 2008). Según el Libro Blanco de la Defensa Nacional, la Seguridad es la situación en la cual el Estado tiene garantizado su independencia, soberanía e integridad, y la población los derechos fundamentales establecidos en la Constitución. La infraestructura militar y no militar no pueden estar desconectadas. Bien entendida, la infraestructura irradia tres principios privativos de la seguridad nacional: (i) el de interés nacional, que determina el contexto necesario para la consecución de los objetivos nacionales y que, por su naturaleza multidimensional, compromete la infraestructura nacional. (ii) el de la integralidad, que por su naturaleza multidimensional, exige comprometer a todos los sectores económicos y su infraestructura, y (iii) el de sinergia, por la demanda de articulación de todas las fuerzas humanas, materiales y jurídicas para lograr su máxima efectividad (Decreto Supremo Nº 037-2013-PCM, Reglamento del Decreto Legislativo N° 1129 que regula el Sistema de Defensa Nacional). Las Fuerzas Armadas, a través del Ministerio de Defensa, deben tener mayor injerencia en los proyectos de infraestructura. (Edgardo Mercado)

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Cree que la lucha contra el narcotráfico en el Perú no avanza, luego de conocerse de nuevas rutas para el traslado de estupefacientes en la selva peruana?

    Cargando ... Cargando ...
Top