EXPERTO ESPAÑOL ANALIZA GESTOS DEL PRESIDENTE

PPK refleja inseguridad en su comunicación no verbal

  • Fecha martes 19 de diciembre del 2017 | 6:55 am
  • Tag

Movimientos de brazos y hasta mordida de lengua dejan en duda su credibilidad.

Las dudas que dejó el presidente Pedro Pablo Kuczynski en las respuestas que dio el último domingo no solo están en sus explicaciones, sino que también se reflejaron con cierta claridad en los gestos no verbales del dignatario frente a las pantallas de todo el país.

El español José Luis Cañavate, analista de comportamiento y presidente del Comité Científico de la Fundación Ciudad Formador en Comunicación No Verbal de España, analizó los gestos de Kuczynski del último domingo.

Según el especialista, miembro también de la agencia de comunicación peruana Number 6, PPK demostró “inseguridad” en la mayoría de sus reacciones no verbales, aunque esto no necesariamente signifique que el jefe de Estado esté mintiendo en sus respuestas.

“¿Miente el Presidente? Es imposible saber la respuesta sin analizar los hechos, puede que esté siendo sincero, pero eso no importa, su credibilidad depende de su comportamiento no verbal y este ha dejado bastante que desear”, dijo Cañavate.

Agregó que, a pesar de insistir en su mecanismo de control de acariciarse las yemas de los dedos pulgares durante toda la entrevista, “el Presidente dejó huecos gestuales como para sembrar una duda razonable”.

POCA FUERZA

El experto español consideró que PPK inició su exposición con un “yo no he mentido”, el cual estuvo acompañado con un gesto de brazos y manos un poco retrasado, lo suficiente como para restar fuerza a la expresión. “Perder fuerza en los primeros diez segundos es mortal”, señaló.

Advirtió también que los gestos de las manos de Kuczynski no iban a tono con sus palabras, pues muchas veces estas parecían entorpecer las explicaciones que el mandatario daba sobre sus supuestos vínculos con Odebrecht.

“Durante los casi 60 minutos de entrevista se produjeron momentos sumamente engorrosos, como cuando se señala a sí mismo en el minuto 9:30, mientras expresa verbalmente que los ingresos no son suyos”, señala el experto.

Hizo hincapié cuando se le pregunta a Kuczynski sobre la posibilidad de acabar en prisión como su antecesor Ollanta Humala, y este “se muerde la lengua sin decir lo que ha pasado por su cabeza, que probablemente fuera inadecuado para expresar en televisión”.

“En la entrevista del Sr. Kuczynski había inseguridad, temor y algo de ira reprimida. Probablemente sea un típico caso del síndrome de Otelo, pero la imagen que queda no le resulta positiva”, sentenció José Luis Cañavate.

IMAGEN DE FALSEDAD

En el análisis minuto a minuto que hace Cañavate Toribio, considera que la presión a la que está sometido PPK puede ser el factor principal para que sus gestos no vayan acorde con lo que dice.

“Cuando estamos pendientes de la impresión que damos a los demás, nuestra coreografía vital es poco natural. Esta nos exige demasiado esfuerzo y no estamos en la longitud de onda cognitiva ni emocional para triunfar. El resultado es que damos una imagen de falsedad. Sin embargo, mucha gente intenta manipular la impresión que da a los demás escribiendo el guion y la coreografía de su comunicación tanto verbal como no verbal”, explicó.

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top