FALLIDO CONCURSO DE SUMINISTRO ELÉCTRICO ES EL ORIGEN

Transitando hacia el apagón en Ayacucho y San Francisco

  • Fecha Lunes 17 de Julio del 2017 | 5:08 am
  • Tag

Empresa que obtuvo la buena pro no ha presentado carta fianza, por lo que hay incertidumbre sobre el inicio de operaciones.

Se ha establecido como costumbre en la prensa económica referirse a las grandes cifras agregadas, dejando de lado el análisis sectorizado donde hay involucradas cientos de miles de personas. Un caso elocuente es el sector electricidad, donde es recurrente hablar de sobreoferta en el Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN), de precios subvaluados en la venta de energía que afectan a los productores y de sobrecostos que impactan en el consumidor por temas ajenos al sector. Sin embargo no se menciona que en las regiones San Martín, Ayacucho y Loreto se recurre a contrataciones de unidades de generación a petróleo diésel, para atender el suministro a los consumidores.

La contratación de generación localizada tiene como origen el retraso de la puesta en operación de líneas de transmisión, en el caso de las regiones de San Martín y Ayacucho, y de una central térmica en construcción en la ciudad de Iquitos. La consecuencia de esto es que los consumidores a nivel nacional tenemos que asumir un cargo en el pago mensual del servicio, que para el año 2017 ascenderá a 67 millones de dólares anuales (cifra reconocida en regulación tarifaria), dado que el servicio temporal de suministro de energía a base de petróleo diésel puede costar hasta 6.5 veces la tarifa regular.

Hoy es pertinente referirse a lo que va camino a ocurrir en los distritos de Ayacucho y Ayna San Francisco, en la región Ayacucho, con 116,000 y 10,800 pobladores, respectivamente. En el segundo además hay un hecho social importante, pues dicha localidad perteneciente a la provincia de La Mar está en la margen izquierda del río Apurímac y forma parte de la conflictiva zona del Vraem.

EL SUMINISTRO

La zona es atendida por la distribuidora Electrocentro, que forma parte del ‘holding’ estatal Distriluz, que pese a estar dentro del SEIN se ha visto en la necesidad de contratar, desde el 2013 hasta la fecha, suministro temporal por 6.0 Megavatios (MW) en la ciudad de Ayacucho y 2.0 MW en la ciudad de San Francisco. Con 1.0 MW se atiende aproximadamente 1,000 suministros, que implican 4,000 personas.

La razón está en la construcción de la línea de transmisión Friaspata-Mollepata, que se prevé estará culminada el próximo año. Debido a ello, Distriluz llevó a cabo un concurso público en junio pasado para la contratación del suministro para ambas ciudades ayacuchanas por el plazo de un año, el cual debe iniciar el próximo 1 de agosto y que sería firmado por Electrocentro.

CONCURSO FALLIDO

El concurso 059-2017, conducido por Distriluz para atender los requerimientos de Electrocentro, ha tenido un pésimo manejo. Se adjudicó la buena pro a la empresa Aggreko International Projects Ltda. (AIPL), domiciliada en Glasgow (Escocia) y con operaciones desde hace varios años en el Perú por la suma de 1´929, 595.35 millones de dólares, incluido IGV. Sin embargo, cuando se publicó el resultado en el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (SEACE), se indicó que al monto señalado se le adicionaba el IGV, lo que significaba darle al ganador un beneficio adicional de 294,345.05 dólares.

Naturalmente hubo reclamos de observadores y empresas interesadas, a los cuales Distriluz respondió que se trató de un error, el cual recién fue enmendado en el SEACE el 13 de los corrientes, 20 días después que AIPL fuese comunicado que era ganador.

Las suspicacias aún no han desaparecido, pues es de público conocimiento que AIPL ha firmado contrato el pasado 28 de junio sin presentar la carta fianza de fiel cumplimiento, lo cual es de obligatoria entrega a la firma, salvo en la existencia de contingencias. En este caso no ha habido ninguna, pero se la he dado ese beneficio al ganador, que hasta la fecha no efectiviza la entrega de la garantía bancaria tras 18 días de establecida la obligación.

POTENCIAL RESTRICCIÓN

La no entrega de la carta fianza ha generado gran incertidumbre respecto a la puesta en servicio del suministro para las ciudades mencionadas. Las dudas son muy razonables, pues este comportamiento atípico de una empresa de la envergadura de AIPL es una señal de no querer comprometerse al inicio de operaciones, que debería ocurrir dentro de 15 días.

Hay que tener en cuenta que en este momento el ganador tiene que traer el equipamiento del exterior, desaduanarlo, llevarlo a las ciudades e instalarlo. Luego, obtener aprobación del Plan de Manejo Ambiental (PMA), la aprobación del estudio de pre-operatividad y operatividad, así como el reconocimiento de la capacidad de generación (prueba de potencia efectiva) del Comité de Operación Económica del Sistema (COES). También la obtención de la autorización de generación por parte del Ministerio de Energía y Minas (MEM), licencia de construcción y funcionamiento de la Municipalidad de Ayacucho, y culminado todo esto recién operar.

Es obvio que ya se está fuera de plazo y la restricción del servicio de electricidad en Ayacucho y San Francisco está camino a ser una realidad. La operación típica de la generación contratada es en el horario comprendido entre las 18:00 y 23:00 horas, y la carencia va a afectar al 21 % de la población del distrito de Ayacucho y 74 % de San Francisco.

MALA GESTIÓN

Los ciudadanos y empresas de todo el país asumiremos este año 67 millones de dólares en los pagos mensuales de electricidad para que en el interior no exista desabastecimiento, pero aquello lamentablemente ocurrirá por mala gestión administrativa.

CÉSAR GUTIÉRREZ

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Cree usted que el fujimorismo tiene la culpa del fracaso del diálogo entre el Gobierno y los maestros que se mantienen en huelga?

    Cargando ... Cargando ...
Top