6 mascarillas caseras para cuidar la piel grasa

  • Fecha lunes 17 de julio del 2017 | 8:49 am
  • Tag

La piel necesita ser cuidada para protegerla de los daños externos que le afectan y por el paso del tiempo, pero dependiendo del tipo de piel, necesita unos cuidados específicos.

La piel grasa se caracteriza por una producción excesiva de sebo, y si no se cuida correctamente, puede traer otros problemas, como la aparición de imperfecciones, espinillas, puntos negros e incluso acné.

¿Qué cuidados necesita la piel grasa?

La piel grasa se caracteriza por una actividad excesiva de las glándulas sebáceas. Esta producción excesiva de sebo suele manifestarse con más intensidad en unas zonas que en otras, y como consecuencia, aparece la llamada zona T, que es el área formada por la frente, nariz y mentón, donde aparece especialmente la grasa y se manifiesta mediante el brillo de esas zonas.

Esta piel se caracteriza por tener los poros dilatados y ser más gruesa, y en algunos casos se ve la capa grasa a simple vista o se percibe al tocar la piel. Si este tipo de piel no se cuida adecuadamente, pueden aparecer otro tipo de problemas, como la obstrucción de los poros y la aparición de puntos negros, espinillas e incluso acné.

El cuidado de esta piel requiere un cuidado especial, dado que es necesario limpiarla por la mañana y por la noche con suavidad, pero sin utilizar productos que sean demasiado abrasivos dado que podrían resecarla y producir un efecto rebote, produciendo más grasa. Después de limpiarla, tienes que aplicar un tónico adecuado que prepare tu piel para recibir la crema hidratante.

En este tipo de pieles, es muy importante tanto la limpieza como la hidratación, porque aunque se pueda pensar que al ser grasa no necesita hidratación, no es correcto, pero lo que sí es cierto es que debes buscar hidratantes ligeras que no aporten más grasa a tu piel.

MASCARILLAS CASERAS

Recuerda aplicar estas mascarillas sobre la piel limpia y seca, y si lo prefieres, puedes utilizar una exfoliante antes, si es natural mejor, para retirar las células muertas de tu piel y prepararla para recibir mejor las propiedades de la mascarilla que elijas.

mascarillas-para-la-piel

  1. Mascarilla de papa, leche, avena y limón

La papa tiene buenas propiedades para absorber el exceso de grasa de tu rostro, y la avena es estupenda para las pieles grasas. Además, las propiedades astringentes del limón, hacen de esta mascarilla una muy buena opción natural para cuidar la piel grasa. Solo necesitas una papa mediana, una cucharada de avena, dos cucharadas de leche y unas gotas de limón. Sancocha la papa, mézclalo con lo demás y cuando este fría, aplícala por 30 minutos.

 

  1. Mascarilla de avena y soja

Vas a necesitar unas 4 cucharadas de harina de avena en un recipiente y tres cucharadas de aceite de soja. Pon la harina en un tazón o cuenco y añade el aceite de soja, removiendo hasta crear una pasta más o menos homogénea. Si queda demasiado espesa puedes añadir un poco de agua a la mezcla, hasta que veas que se puede extender con facilidad. Aplica por 15 minutos.

avena-y-soja

 

  1. Mascarilla de pepino, limón y huevo

Usa medio pepino, una cucharada de zumo de limón y la clara de un huevo. Pela el pepino y ponlo en el vaso de la batidora, junto con la cucharada de zumo de limón y la clara de huevo. Bate estos ingredientes hasta que consigas una mezcla más o menos homogénea. A continuación, extiende esta mezcla sobre la piel de tu rostro limpia y seca, evitando los labios y el contorno de los ojos, y deja actuar sobre tu piel unos 15 o 20 minutos.

  1. Mascarilla de romero, miel y yema de huevo

Usa unas ramitas de romero, una cucharadita de miel y una yema de huevo. Primero, pon en el vaso de la batidora las ramitas de romero y tritúralas lo mejor posible. A continuación, pon en un cuenco el romero triturado y añade la cucharada de miel y la yema de huevo, removiendo bien hasta lograr una mezcla suave. Extiende una capa de la mezcla sobre la piel de tu rostro limpia y seca, evitando el contorno de ojos y los labios, y deja actuar unos 20 minutos.

miel

  1. Mascarilla de manzanilla, piña, perejil y yogur

Para prepararla vas a necesitar media taza de infusión de manzanilla, un manojo de perejil, una rebanada de piña y media taza de yogur natural. Primero, prepara la manzanilla poniendo una cucharadita de manzanilla en una taza y añade agua hirviendo hasta la mitad más o menos. Deja reposar la infusión tapada y luego cuela para separar los restos de las flores de manzanilla de la infusión. A continuación, tienes que licuar el perejil y la piña, y mezclarlo con la media taza de manzanilla y la media taza de yogur natural, mezclando para que se integre todo bien.

  1. Mascarilla de zanahoria y miel

Para prepararla necesitas 1 zanahoria y 4 cucharaditas de miel. Primero, tienes que rallar la zanahoria y ponerla en una cazuela con un poco de agua hasta que hierva, y mantenerla en el fuego unos minutos. Pasado este tiempo, mezcla con cuatro cucharaditas de miel y remueve bien hasta formar una pasta. Aplica sobre la piel de tu rostro limpia y seca esta mezcla y déjala actuar por lo menos durante 10 minutos. Pasado este tiempo, puedes retirar con abundante agua tibia.

zanahoria

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top