“En el Perú no se explota al principal recurso, los jóvenes”

Marcar y Compartir

Actualmente ni el Estado, ni el sector empresarial brindan oportunidades de integración que permitan un mejor desarrollo al país.
CINTHYA ALBÁN
Presente con futuro. Uno de los grandes recursos que puede tener un país para lograr su desarrollo, es su capital humano, Sin embargo en el Perú, ello no se toma en cuenta. Según afirmó la presidenta de la Conferencia Anual de Estudiantes (Cade) Universitario 2011, Rosario Bazán, los millones de jóvenes peruanos muchas veces son olvidados tanto por el Estado como por el sector empresarial, acortándoseles las posibilidades de integración. Pero, por el bien del país, ello debe cambiar, aseveró a EXPRESO.
–¿Cómo se encuentra actualmente la participación de los jóvenes en el desarrollo del país?
A pesar de que decimos que los jóvenes son el futuro de nuestro país, y que todos sabemos que son el presente, no les brindamos las oportunidades de desarrollo para que puedan convertirse en esos líderes competentes y comprometidos con el desarrollo del Perú. Si ahora no podemos darles esas oportunidades, no tendremos líderes en el futuro.
–¿Y qué hacer para ello?
Se tiene que sensibilizar al Estado y al empresariado en general respecto a la necesidad de fomentar y proveer de oportunidades de empleo, capacitación, intercambio de experiencias, de tal manera que los jóvenes puedan conocer la realidad dentro del mismo país.
–¿De qué manera se establece el puente entre Estado, empresariado y jóvenes?
Teniendo tanto la preocupación como generando acción. Se requieren de herramientas que impulsen el desarrollo de las comunidades, regiones o el entorno en el que se desarrollan. El Estado no está consciente del rol de los jóvenes en el presente y en el futuro. En el Perú no se explota al principal recurso, que son ellos.
–En todos estos años de desarrollo, ¿El país no ha cambiado?
Sí lo ha hecho. Tenemos que destacar los avances que ha tenido el Perú. Identificar sus logros, pero también aquello que no estamos haciendo bien. Dar un mayor reconocimiento a nuestro único potencial, permitirá que los jóvenes conozcan qué es lo que nos falta hacer.
–¿Cuál es el principal reto que tienen los jóvenes?
Tienen el gran desafío de invertir en su desarrollo personal, porque solo con la formación que obtengan podrán consolidarse como personas productivas, listas para hacer un aporte valioso al país, para que puedan tener acceso a las oportunidades de empleo. La economía crece por los emprendimientos, ya sea de pequeños medianos o grandes empresarios. Sí hay oportunidad para que los jóvenes puedan incorporarse.
–¿Cómo se puede lograr esa transformación?
Si bien el Perú está creciendo, no se está obteniendo el desarrollo sostenible que se quiere. Todos queremos un país justo y próspero, competitivo. Para ello se tienen que dar cambios sustanciales y eso debe empezar por nosotros mismos.
–¿Entonces, el cambio que se quiere lograr, debe empezar por uno mismo?
Claro, y ello aprendiendo a elevar nuestra voz para pedir rendición de cuentas a las autoridades. En la medida que, como sociedad civil ejerzamos ese derecho, como ciudadanos podremos disminuir las posibilidades –por ejemplo– de corrupción. Por eso es importante que los jóvenes aprendan a través de los líderes sobre cómo se puede hacer emprendimiento en el Perú y de manera transparente.
–¿Cómo logramos que el Perú sea una sociedad más integrada?
Movilizando a los jóvenes de la costa a la sierra y selva. Se busca la integración en el país, pero ello no puede existir si no generamos un reconocimiento de cómo somos los peruanos.