25 años de cárcel por trata de personas

Marcar y Compartir

Organizaciones captan a sus víctimas con engaños y promesa de trabajo falsas, para explotarlas sexualmente.
Están advertidos. La trata de personas es un delito que se castiga hasta con 25 años de cárcel, recordó el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (Mimdes), al señalar que las víctimas de las organizaciones que cometen este delito son captadas con engaños o promesas falsas. “La trata de personas se da cuando por medio de engaños, amenazas o violencia, y aprovechándose de la debilidad o necesidad de una persona, se le contacta para explotarla sexualmente, o hacerla trabajar contra su propia voluntad”, sostuvo.

Diversas formas
Refirió que los delincuentes captan a sus víctimas contactándolas a partir de un engaño o una promesa falsa, ofreciéndole, por ejemplo, la posibilidad de un nuevo trabajo o empleo, una mejor calidad de vida en otra ciudad o país, mejorar la calidad de vida de su hijo o hija, generalmente asegurándole que tendrá una mejor educación; por medio de la violencia, amenaza o presión; con el alquiler, compra y venta de niños y niñas, adolescentes, entre otros.  Indicó que existen diversas formas de explotación, como la laboral, cuando la víctima es obligada a trabajar en lugares riesgosos y en malas condiciones, con tiempos excesivos y mal alimentados (minas informales, la tala de árboles, conflictos armados y otros).

Agencias de empleo
Asimismo, la explotación sexual, que obliga a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad. También es común el tráfico de órganos  y la venta de niños y niñas y adolescentes para utilizarlos en la mendicidad, como trabajadores/as del hogar, adopciones simuladas u otros fines. Para lograr su objetivo hay lugares y personas que sirven de fachada para la trata de personas, como las falsas agencias de empleo, que te ofrecen trabajo en otra ciudad o país, falsos padrinos y madrinas que llevan al niño, niña, adolescente o joven para que ayude en las tareas domésticas en la capital, lejos del hogar. También existen falsas agencias de matrimonio, que contactan y obligan a sus víctimas a someterse a la prostitución, y el falso amigo en el chat y las redes sociales.

El dato
El Mimdes precisó que las ciudades de mayor captación de víctimas en el Perú son Arequipa, Cusco, Huánuco, Huancavelica, Loreto, San Martín, Cajamarca, Ucayali, Piura, La Libertad, Apurímac, Áncash, Puno, Ayacucho, Tarapoto, Amazonas y Huánuco.