MAMITA, VOLVIERON LOS ARBITRAJES AD HOC

  • Fecha Viernes 19 de mayo del 2017 | 8:47 am
  • Tag
Ana Jara

“Donde se pone el dedo, salta la pus”, frase célebre de Manuel González Prada que un siglo después recobra vigencia. Y decimos esto a razón de asistir diariamente a arrestos de altos funcionarios, intervenciones de oficinas y propiedades y sentencias con pena de cárcel por delitos de corrupción.

El Perú parece tocar nuevamente fondo, moral e institucionalmente, y es que uno de los grandes caldos de cultivo de la corrupción, por lo menos para el Estado, ha sido la cuestionada figura del arbitraje, procedimiento fuera del ámbito judicial que termina con una resolución llamada laudo, supuestamente más expeditiva en tiempo y costo, pero que en la práctica no lo es.

Y es que hay arbitrajes y arbitrajes y, uno de estos es el arbitraje ad hoc, que ha resultado ser el más perjudicial para el Estado, sino remitámonos a un informe de la Contraloria General de la República sobre los arbitrajes del sector público del 2003 donde el 70 % de las causas fueron perdidas vía dicha modalidad.

Bien podríamos pensar que el arbitraje ad hoc es una especie de mafia al interior de las entidades del Estado, que sin mayor filtro permiten la inscripción de árbitros sin mediar experiencia en el ramo, tarifarios, etc., rezagando la figura del arbitraje institucional conformada por entidades representativas con historial de causas ganadas a favor del sector público, caso Cámaras de Comercio, Colegios Profesionales, Universidades, entre otras, y que no son preferidas sospechosamente por los funcionarios; nos preguntamos: ¿a santo de qué? ¿Alguien dijo coima?

De lo perjudicial de este arbitraje ya nos había advertido la Comisión Presidencial de Integridad presidida por el ex Defensor del Pueblo Eduardo Vega, que propuso su derogatoria en diciembre de 2016 y que fuera recogido por el Ejecutivo en enero de 2017 vía Decreto Legislativo 1341, artículo 45, estableciendo que las controversias entre Estado y particulares se resolverían mediante arbitraje institucional y solo excepcionalmente se recurriría al arbitraje ad hoc; sin embargo, en un hecho inaudito, que no alcanzamos a comprender, de un solo plumazo el Congreso de la República en forma silente ha derogado esta disposición, según se ha dicho porque vulnera la competencia entre clases de arbitraje, volviendo las cosas a su funesto estado anterior.

Esta medida ha levantado polvo, al punto que Proética denuncia que esta acción del Congreso es un grave retroceso en la lucha contra la corrupción y encima durante la interpelación al ministro Martín Vizcarra, la congresista Gloria Montenegro reveló cifras dolorosas tomadas del Portal del OSCE que dan cuenta de que en el quinquenio anterior solo en el sector Transportes y Comunicaciones, de 34 arbitrajes se ganó apenas 4, con pérdidas de más 300 millones de soles.

¿Hoy cuántos se frotarán las manos con las ‘coimisiones’ que les caerá con cada arbitraje que el Estado perderá?

 

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Está de acuerdo con la renuncia de Martín Vizcarra al Ministerio de Transportes por el tema del Aeropuerto Internacional de Chinchero?

    Loading ... Loading ...
Top