LADRILLO SOBRE LADRILLO

LA RECONSTRUCCIÓN QUE HACE FALTA

CARLOS BRUCE

Con el claro objetivo de dar inicio a la fase de reconstrucción frente a los desastres provocados por el fenómeno El Niño costero, el gobierno está planteando una iniciativa con un enfoque audaz y ejecutivo que incluye la gestión de riesgo de desastres en armonía con el medio ambiente, mediante intervenciones de gran impacto económico. Justamente, lo que urge ante lo mucho que hay por hacer.

Así, se busca declarar de interés nacional y necesidad pública las tares de rehabilitación, reconstrucción y nueva construcción de infraestructura de uso público de calidad, incluyendo salud, educación y programas de vivienda de interés social.

Para ello, se ha previsto un plan integral que deberá ejecutarse por una autoridad ejecutiva adscrita a la PCM que contará con el financiamiento apropiado y las herramientas necesarias para asegurar resultados efectivos y en el menor tiempo posible.

La situación de emergencia en que se encuentran cientos de miles de personas y la enorme cantidad de infraestructura dañada no pueden esperar la aplicación de procedimientos engorrosos e inoperantes para la urgencia de la agenda a trabajar.

Sin descuidar el grado adecuado de transparencia y responsabilidad de los funcionarios que tendrán a cargo la ejecución del plan, se ha dotado también a la autoridad de las competencias y facilidades administrativas para garantizar la ejecución de las obras sin lugar a paralización alguna.

Algo importante a destacar es el concurso del sector privado en la participación de los proyectos, mediante el mecanismo de obras por impuestos y también de obras por terreno. Es decir, se ha previsto su participación en el encausamiento y escalonamiento de ríos generando tierras aprovechables para transar la retribución o la compensación para los inversionistas.

Además de la infraestructura pública, no podía faltar el acceso a beneficios de programas de vivienda para los damnificados que lo perdieron todo. Esta vez, se garantizará un suelo habitacional seguro en el marco de un renovado programa Techo Propio con más facilidades para los más necesitados.

Con trece departamentos declarados en emergencia, medidas excepcionales y temporales de este tipo son las que pueden garantizar resultados tangibles cuando el Estado tiene que intervenir frente a situaciones que superan la capacidad de respuesta de los gobiernos regionales y locales.

CARLOS BRUCE

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

  • ¿Está usted de acuerdo en que el fisco tenga que pagar los servicios de masajes de la burocracia dorada del Banco de la Nación en Lima?

    Cargando ... Cargando ...
Top