MIRADA GLOBAL

SOBRECOSTO DE GLP ORIGINADO EN CADENA DE DISTRIBUCIÓN

En los últimos meses se ha hecho recurrente el malestar de los consumidores de gas licuado de petróleo (GLP) por su elevado precio. Este es el combustible de mayor uso en los hogares peruanos. El propio Banco Central de Reserva (BCR) opinó el mes pasado que el precio era excesivo y refirió una comparación con Chile, donde los peruanos quedamos como desfavorecidos.

Hoy el precio llega en algunos distritos de Lima, hasta los 42 soles por cada balón de 10 kg.

Para tener una opinión sobre esto, hay que mencionar que el abastecimiento en el Callao, que es el gran punto de acopio y despacho nacional, se realiza a 19 soles/balón, precio formado por el suministro local, proveniente en un 85 % desde los yacimientos de Camisea y por la importación, cuya cotización se ha convertido en el marcador del mercado.

Desde las plantas de almacenamiento del Callao, se inicia la cadena comercial conformada por mayoristas, transportistas, plantas de envase y la cadena de distribución, la que incluye centros de despacho a minoristas y puntos de venta al consumidor final.

El análisis del mercado permite afirmar que a la salida de las plantas de envase, donde se expende en balones de 10 kg, el precio en el extremo llega a los 26 soles. Es decir que en la cadena de distribución, el costo al consumidor se incrementa en 16 soles. Las actividades desplegadas en este sector del mercado no justifican tamaño margen. Hay una distorsión que hay que corregirlas con medidas de mercado.

La razón de este sinsentido, tiene dos posibles aristas: concertación o posición dominante de unos pocos agentes. Corresponde la responsabilidad del diagnóstico al Indecopi, que en este tema ha actuado con una lentitud censurable. En el 2016 comunicó de malas prácticas correspondientes al período 2006-2011. Tremendo retraso, sin sanción alguna hasta la fecha.

Como siempre, corresponderá desde el ejercicio independiente de la profesión señalar el origen del problema y plantear la solución, pues desde el Estado no hay sensibilidad alguna. La colaboración de los medios de comunicación será vital, lo que quedó demostrado en el año 2005 cuando por primera vez  se pudo hablar de paridad de exportación, que devino en justiprecio para el ciudadano durante varios años.

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top