Colaboradores

Colaboradores

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaboradores:

No debemos decir todo lo que pensamos, sino pensar todo lo que debemos decir.

Cumplimiento de los plazos procesales (II)

Con relación al cumplimiento de los actos procesales judiciales, el artículo 141° del Código Procesal Civil (CPC) establece que “se practican puntualmente en el día y hora hábil señalados, sin admitirse dilación”. Como quiera que la preocupación de los justiciables y sus abogados es que se resuelva el problema judicial, por esta vez vamos a referirnos solamente al tiempo que tiene el juez para emitir sentencia de primera instancia.

Realizada la Audiencia de Pruebas en un proceso de conocimiento (Inciso 11 del artículo 478° del CPC) el inciso 12 de ese artículo establece clara e inconfundiblemente que el juez tiene “Cincuenta días para expedir sentencia”. Son días hábiles (de lunes a viernes) que equivalen a 68 días calendarios (más de dos meses).

Como se ha explicado anteriormente, los jueces al igual que los judiciales tienen la obligación de cumplir los plazos procesales. Conforme al artículo 109° de la Constitución, “La ley es obligatoria desde el día siguiente de su publicación”. Por tanto, el juez obligatoriamente debe cumplir tales normas legales, y en el caso señalado debe expedir su sentencia en dichos 50 días hábiles.

Diariamente de lunes a viernes en los edificios donde operan juzgados y Cortes Superiores, desde mucho antes de las ocho de la mañana, hay inmensas “colas” de justiciables, generalmente –por su apariencia– son gente modesta, que espera ser atendida por los jueces para que expidan la sentencia de “su caso”. En las puertas de los juzgados y Cortes Superiores, igualmente, hay muchas personas esperando ser atendidos.

En el despacho del juez a las 8:30 a.m. y por una hora “los atienden”. Sale la secretaria con su libreta de apuntes en mano e informada del número de expediente, ve en su computadora e “informa” al justiciable “que su caso no está resuelto, que venga en otras semanas”. Si es escuchado por el juez, éste imperturbable le dice lo mismo. Conclusión, su caso no está sentenciado y así pasan meses y meses y a veces llegan al año y más sin que haya la resolución que pone fin a la instancia.

Lo expuesto son hechos reales. Cualquiera los puede constatar. Nos estamos refiriendo solamente al cumplimiento de los plazos procesales. Otro asunto es como emiten las sentencias.

Hasta la fecha no hay solución. Son cientos de juzgados en la capital y en todos ocurre lo mismo. En un grave problema que evidencia incumplimiento de la Constitución, la Ley Orgánica del Poder Judicial, los Códigos y las normas legales procesales. Los magistrados, que reiteradamente han jurado públicamente cumplir con la ley, demuestran lo contrario. Puede ser de aplicación el artículo 48° del CPC, in fine: “El incumplimiento de sus deberes es sancionado por la ley”.

Top
CUENTOS CHINOS

CUENTOS CHINOS