Colaboradores

Colaboradores

COLUMNISTA INVITADO

Acerca de Colaboradores:

No debemos decir todo lo que pensamos, sino pensar todo lo que debemos decir.

TE CONDENO Y ABSUELVO A LA VEZ POR EL MISMO DELITO

Mucha polémica ha causado en la comunidad jurídica nacional, la reciente sentencia absolutoria de Adriano Pozo, procesado por el presunto delito de feminicidio y contra la libertad sexual en grado de tentativa contra Arlette Contreras.

Esta resolución judicial, que ha sido recurrida ante la Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justla cual se le condena al pago de cien mil nuevos soles por concepto de reparación civil a favor de la parte agraviada.

Entonces nos formulamos la siguiente pregunta; ¿es posible absolver a una persona de la acusación fiscal y al mismo tiempo condenarla a pagar una reparación civil?

La respuesta a esta inquietud la encontramos en el Código Procesal Penal, que se halla vigente en treinta Distritos Judiciales, y apreciamos que a los órganos jurisdiccionales se les proporcionan amplias facultades para poder sentenciar en forma condenatoria y absolutoria al imputado.

Además en este nuevo sistema procesal penal acusatorio sí es posible absolver a un imputado, por la comisión de un hecho punible, y al mismo tiempo condenarlo por el mismo delito, pero en cuanto al pago de la reparación civil.

En tal sentido se conoce que toda sentencia condenatoria lleva consigo la imposición de la pena y al pago del resarcimiento económico, de conformidad con lo establecido en el artículo 12 inciso 3 del NCPP, que prevé la posibilidad de que la sentencia absolutoria o el auto de sobreseimiento no impida al órgano jurisdiccional pronunciarse sobre la acción civil, derivada del hecho punible válidamente ejercida y cuando esta además proceda.

A decir del magistrado Juan Hurtado Poma, condenar y absolver procede cuando existen causas absolutorias, es el caso del artículo 208 del Código Penal Vigente, en el cual no son reprimibles los hurtos y otros que se causen los familiares, sin perjuicio del pago de la reparación civil, así como también alega la presencia de causas eximentes de responsabilidad penal, como son la legítima defensa en que se causa un daño y además también por la comisión de delitos culposos.

Es que, a decir verdad, muchas veces el juzgador absuelve al imputado por la comisión de un delito, por insuficiencia probatoria o por la aplicación del principio indubio pro reo, y se puede disponer el pago de la reparación civil.

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top
Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito

Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito