RECONSTRUCCIÓN SIN CORRUPCIÓN

Acabo de volver de Piura, donde tuve la oportunidad de ofrecer unas clases sobre Democracia y Gobernabilidad en la UDEP, de viajar también a Paita y de conversar con muchos amigos; taxistas, entre ellos, que no están dispuestos, como nunca, a aceptar que la reconstrucción se realice con corrupción, como siempre.

Toda esta corriente de hartazgo, por parte de los piuranos, porque las obras siempre se hacen mal, la sintetiza muy bien la posición que han tomado instituciones serias y arraigadas ahí que, sobre todo, tienen la autoridad del conocimiento: Colegio de Ingenieros, la Universidad Nacional de Piura, la Universidad de Piura, y la misma Contralorí

Estas instituciones han salido al frente para decirle al Gobierno Regional de Piura y al Gobierno Central de la República: basta ya. Piura “tiene expertos locales que por décadas han estudiado los ríos, las cuencas, los reservorios, las presas, la sedimentación”, como dice una fuente. Muchos ingenieros piuranos han hecho tesis e investigaciones y han formado parte de los consejos de administración de los ríos.

Este misma fuente asegura: “El ministro de Agricultura dispuso que se descolmatara el río (sacar la tierra del cauce) y empezó a adjudicar nuevamente obras, cuando ya había empresas haciéndolo.” Pero lo más preocupante es que se propuso dividir las obras por tramos, entre innumerables empresas, que las harían según les pareciera.

El río Piura no desemboca en el mar y toda descolmatación que se realice, según los especialistas, debe ser amplia y profunda; pero además que dirija sus aguas al océano, para que no se desborde en eventos pluviales como el fenómeno El Niño que son cada vez más frecuentes.

Los especialistas en Piura han dicho a las autoridades que no permitirán obras de reconstrucción, hechas de cualquier manera y menos, bajo la sospecha y la sombra de la corrupción. Para muestra un botón, la misma fuente comenta: “Hace dos años, nuestro gobernador regional fue hasta Lima… y le dieron 200 millones de soles que entregó al Proyecto Chira-Piura, entonces a cargo de su amigo Bertini. Casi la totalidad del dinero se invirtió en descolmatar el río. Pero, recién después de dos años, el CIP afirmó que no había forma de que se hubiera gastado esa cantidad. Incluso, afirmaron que era matemáticamente imposible que se moviera tanta cantidad de tierra con tan pocos camiones, en tan poco tiempo.”

 Ojalá más peruanos tengamos el valor de decir: basta ya; cuando los gobiernos que pasan como golondrinas de verano no obstaculicen el desarrollo de los pueblos e inviertan el dinero público en obras hechas por especialistas y técnicos, sin recurrir a la corrupción.

 Así debe entenderlo la presidenta del Consejo que Ministros que ha dicho en Piura que “las obras las construye el Estado y no los ingenieros”, como el gobernador que ha afirmado que “responsabiliza a estas instituciones por si las obras en Piura no se realizan y la plata tenga que volver a Lima”

Noticias de una categoría relacionadas

Top