EL BOYS ES DE PRIMERA

Por estos días, el fútbol ha regalado inmensas alegrías a los peruanos. Y para los chalacos esta alegría ha sido doble, porque además de la clasificación del Perú al Mundial de Rusia 2018, el emblemático equipo del Callao, el Sport Boys, logró este domingo su ansiado ascenso a la primera división del fútbol peruano, después de cinco largos años de sufrimiento y sacrificio. Merecido premio para toda una familia que supo mantenerse unida en los momentos más difíciles, cuando parecía que el poder del dinero iba a predominar sobre el espíritu deportivo y el buen fútbol.

Merecido premio para una administración que se caracterizó por su creatividad, perseverancia y empuje. Para el grupo de jugadores que supieron vencer toda clase de adversidades y que en varias fechas del campeonato tuvieron que enfrentar a rivales que dentro del campo de juego tenían más de once jugadores. Merecido premio también para esa hinchada que fue fiel en todo momento, que acompañó al equipo hasta los lugares más alejados sin importarle el tener que realizar viajes de hasta 24 horas soportando el frío y la altura, a aquellos que desde todas partes del mundo seguían por televisión o internet las incidencias de cada partido. A esa hinchada que explotó de emoción con el gol de Johan Fano, en la fatídica ronda de penales.

Un título que no fue comprado, ni regalado. Un título ganado a pulso, contra todo pronóstico, contra toda injusticia, contra aquellos que pretendieron ganar con dinero lo que nunca obtendrán con fútbol, contra aquellos que ven el deporte como un objeto de mercado que se compra y vende. Felizmente, para que no quede ninguna duda y nadie se atreva a cuestionar la legitimidad del título obtenido, la justicia se consiguió en la cancha y no en la mesa; como los bravos, como los buenos, como debe ser.

Hace mucho tiempo que el Boys dejó de ser sólo un equipo de fútbol, para convertirse en un sentimiento, una pasión, una gran familia. Tiempo de celebrar, sí; pero también es tiempo de prepararse para afrontar con éxito esta nueva etapa, para nunca perder el sitial que merecemos y apuntar siempre a lo más alto. Después de cinco años, ahora sí, nos verán volver y con gran orgullo seguiremos gritando: ¡¡¡Vamos Boys!!! ¡¡¡Quiero ver otro gol en tu score!!! ¡¡¡Porque el Boys es y siempre será de Primera!!!

Top
Caos en Universidad Villarreal por designación de docentes

Caos en Universidad Villarreal por designación de docentes