EL MUNDO AL REVÉS (DONDE NADA EL PÁJARO Y VUELA EL PEZ)

EL FUJIMORISMO ESTÁ AFECTADO

Salvo que el pater familias emita un ucase de integración, los hermanos Kenji y Keiko Fujimori seguirán cada vez más distanciados; inclusive peleados. Asimismo cada cual tomará su rumbo con miras a capitalizar y utilizar la marca Fujimori de cara a continuar en la lucha política para consolidarse como fuerza social y como líder popular.

Tras año y medio de permanencia de Fuerza Popular en el Congreso consolidándose como el principal y mayoritario grupo político del país, la izquierda caviar ya obtuvo un resonado triunfo gracias al apoyo de palacio de gobierno. Recordemos que los progre secuestraron a Kuczynski debido a la falta de cuadros y de operadores políticos de la gestión PPK, así como la carencia de planes y programas viables del régimen que preside Pedro Pablo Kuczynski. Durante aquel secuestro, la progresía maniobró para que PPK se enfrentara al fujimorismo en un acto absolutamente absurdo, suicida, visto que ambos grupos políticos practican el centro ideológico.

Finalmente, repetimos, surtió efecto la tenaz labor de zapa de la progresía. Esa logia caviar que jamás pudo digerir una realidad palmaria, como que el voto popular que obtuvo el fujimorismo en abril de 2016 acabó enrostrándole su monumental fracaso. El hecho de que el partido fundado por Keiko Fujimori se convirtiera en la más grande fuerza política del país de los últimos tiempos ha acabado turbando devastadoramente a la izquierda rosada. Y como no encontró manera alguna de derrotar por las buenas a Fuerza Popular –en las urnas, en la arena de la dialéctica ideológica centrista, en el debate político, ni en el terreno del desarrollo de la economía– la zurda de salón optó por la división torva y grosera, metiendo cizaña no solo entre los simpatizantes del fujimorismo sino entre la propia familia Fujimori. Un divide y reinarás empleando los más siniestros recursos de la intriga, la componenda y la sensualidad manejada desde el poder. Porque, claro, la progresía es una corriente de zánganos convenencieros que jamás han conseguido llegar al gobierno. ¿La razón? La ciudadanía sencillamente los repele por su sinuosidad y su traición. Su único éxito estriba en extorsionar a quienes ejercen el gobierno por decisión de las urnas –los ejemplos de los gobernantes Toledo y Kuczynski lo corroboran hasta el cansancio– infiltrándose cual virus letal en el Estado –sin autorización del Soberano– aprovechando el inmenso poder mediático que maneja para exhibirse como la tabla de salvación que acabará con la corrupción e impondrá tanto la ética, así como la igualdad social. Farsa del más profundo calado. Porque la progresía es lo más inmoral, lo más traicionero y lo más corrupto que puede existir. Por si fuera poco, eso de igualdad social le resbala siempre. Por algo se exhibe como la izquierda superior, educada, culta, moralina y solidaria cuando estas son justamente las cualidades que jamás practica.

Fuerza Popular ha sido quebrantada por acción soterrada de la progresía valiéndose de recursos del Estado a través del gobierno Kuczynski. En efecto, PPK consiguió romper la mayoría congresal fujimorista. Sin embargo el país ha perdido estabilidad.

Noticias relacionadas

Noticias de una categoría relacionadas

Top