Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:

URGE ACLARACIÓN DE CONFIEP

La Confiep no debe cruzarse de brazos –ni menos callar la boca– ante el incidente que ha generado Jorge Barata, exmandamás de Odebrecht en el Perú. Está claro que su actual presidente, Roque Benavides, salió al frente apenas supo de las imputaciones venidas desde Brasil involucrando a la Confiep en la campaña electoral 2011 de Keiko Fujimori. Sin embargo las declaraciones de Ricardo Briceño, past president de Confiep señalado por Barata de haber recibido a través suyo US$ 200 mil de Odebrecht para invertirlos en publicidad a favor de Keiko, desafinan seriamente con la respuesta que diera Benavides. Es más, Briceño primero aseveró que era falso que hubiera recibido dinero de Barata y/o Odebrecht, ya que él ya no era presidente de la institución en la fecha que Barata señalara haberle entregado esos fondos.

Sin embargo pocas horas después sostuvo que sí había firmado el certificado de donación extendido por Confiep a Odebrecht acusando recibo de aquellos US$ 200 mil, indicando que lo hizo porque el presidente en ejercicio “no tenía inscritos sus poderes en RRPP”. Incluso este past president de Confiep estuvo bastante esquivo cuando un periodista le preguntó si estaba de acuerdo con el destino de los recursos donados por Odebrecht –al igual que muchas otras empresas afiliadas a Confiep– que fueron invertidos en publicidad para demostrar los beneficios de la libre empresa, perversamente cuestionados durante la campaña electoral de 2011. Aprovechando aquel titubeo, los medios rojos han empezado a disparar contra la Confiep.

Es evidente que los temores trastocan las reacciones según la personalidad de quien emita opinión en momentos complejos como los que vive el país. Por eso mismo es que empezamos este comentario recomendándole a Confiep no cruzarse de brazos ni continuar en silencio ante la confusa coyuntura en la que está inmersa. Recordemos que el gremio de gremios del empresariado peruano nació en medio de una batalla frontal a favor de la libertad de emprendimiento: la lucha contra la estatización de la banca que acabó sofocada gracias a que la unidad de los hombres de empresa obligó al gobierno de entonces a retroceder de sus desvaríos confiscatorios. Desde entonces la Confiep ha sido el faro del emprendimiento nacional que sigue iluminando el camino para que, con esfuerzo, sacrificio, inversiones de riesgo y mucha solvencia, el sector privado siga siendo artífice del enorme progreso que consolidó el Perú entre la década del noventa y el año 2011, cuando apareció el régimen humalista para encargarse de desarmar la estructura de éxito y desarrollo que tanto aportó para mejorar al Perú.

Nuevamente corresponde a Confiep exhibir su tradicional coherencia gremial y espíritu guerrero para blindar sus fueros, precisando que mientras Ollanta Humala atacaba frontalmente al empresariado –con una campaña electoral plena de retórica chavista– Confiep defendía el derecho constitucional a la libertad empresarial promoviendo una contracampaña publicitaria financiada por sus afiliados. Paralelamente deberá abortar el sibilino ataque mediático zurdo contra el empresariado, emitiendo una declaración avalada por todos sus expresidentes que precise que ni la política ni la corrupción animan su gestión gremial.

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top
Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito

Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito