Dr. Luis Sánchez

Acerca de Dr. Luis Sánchez:

PRINCIPIOS QUE NUNCA DEBES APLICAR CON TUS HIJOS

1.– Desde que nace tu hijo, hazle todos sus gustos y caprichos.

2.- Cuando tu hijo se comporta mal, apóyalo y ríete de sus ocurrencias.

3.- No des a tu hijo formación espiritual ni valores morales.

4.- Cuando tu hijo te necesite dile que estás ocupado y que no tienes tiempo para él.

5.- Enséñale a tu hijo que nunca acepte que le digan no.

6.- Trata a tu hijo como un Rey y líbralo de todas sus obligaciones.

7.- Deja a tu hijo que tenga como preferencia literatura obscena.

8.- En presencia de tu hijo discute con tu cónyuge, y vocifera vulgaridades y agárrense a golpes.

9.- Nunca le niegues a tu hijo el dinero que te pida, ni le enseñes a conseguirlo con su esfuerzo.

10.- Permite a tu hijo que dé rienda suelta a sus instintos.

11.- Dale siempre la razón a tu hijo aunque perjudiques a los demás.

12.- Nunca ejerzas tu autoridad con justicia, y manifiesta tu amor en demasía.

Estos doce principios no deben inculcarse a tus hijos, porque estás formando una personalidad disocial, sin respeto a sí mismo, ni a los demás, inmaduro, irresponsable, vacío por dentro, sin sentimientos profundos, sin la capacidad de colocarse en el lugar de otra persona, egoísta, egocéntrico, terco, altanero, voluble, inseguro, caprichoso, impulsivo, pensamiento cerrado sin capacidad de análisis y reflexión, sin esforzarse para obtener las cosas, cree que todo se lo merece, la percepción que tiene de la pareja es para sacarle provecho, si le es útil, de lo contrario la deja, son persuasivos, mentirosos, imaginativos, creativos con la finalidad de aprovecharse de la debilidad de las personas, promiscuos, falta de control de sus instintos, disfruta mucho de los placeres, las relaciones interpersonales aparentemente son integradoras, pero con el transcurso del tiempo van sacando su propia personalidad interesada, no mantienen relaciones de pareja estables, desconfiados, celosos, les gusta criticar a otras personas sin ver sus propios defectos, en la escuela, trabajo, son desleales, no desarrollan una paternidad responsable, expuestos a juicios de alimentos, violencia familiar, divorcio e inclusive muchas veces se ven involucrados en la perpetración de delitos, no reconociendo nunca su responsabilidad, pensando por lo general que otros son los responsables y más bien piensan que quieren hacerles daño. En algunas áreas de los estudios no destacan, son los últimos en la escuela, pero a veces sucede todo lo contrario, haciéndolo con el fin de manipular a las personas para obtener algún interés de las mismas.

Sí no desean que sus hijos desarrollen esta personalidad incúlqueles buenos principios, partiendo de ustedes los padres.

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top
César Villanueva niega cambios en el Gabinete Ministerial

César Villanueva niega cambios en el Gabinete Ministerial