Madeleine Osterling

Madeleine Osterling

CRÓNICAS INTOLERANTES

Acerca de Madeleine Osterling:

Costo de oportunidad

Parecerá una aseveración perversa, pero quizás una alianza entre los PPkausas y Fuerza Popular sería lo más conveniente para los intereses del Perú. Retroceder para avanzar, son naturalmente afines. No solo debilitaría esta terrible división que causa profundos odios en el país, sino sepultaría para siempre este pacto diabólico con la Izquierda, que llevó a PPK al poder y que lo ha tenido atado de manos, presionado, hasta que vio su presidencia pender de un hilo y se la tuvo que jugar. Deslealtad a traicioneros, les dio de su propia medicina.

A sus ojos, el mal menor, que implicó hacer un montaje político, de fariseo discurso, que engañó hasta a su más cercana y afectuosa asesora, RMP, hoy enferma de incredulidad y decepción. Sin embargo, como todos aquellos que van por la vida con indignación permanente, se reciclará y buscará otro norte para sus enconos. Igualmente patéticas, las congresistas Glave y Huilca,  que prestas se dirigieron a la Dinoes a pedir explicaciones sobre el indulto (más ‘show’ que nada), cuando saben perfectamente que es una potestad omnímoda del Presidente de la República prevista en la Constitución o, como Carlos Rivera, abogado del IDL, que recibió tribuna inmediata de Canal N para desinformar al país, postulando que iba a solicitar la pronta nulidad del indulto ante la CIDH.

Que un economista de la talla de PPK olvide un principio tan básico como el de “costo de oportunidad”, sorprende. Debió dar el indulto humanitario durante sus primeros 100 días, las condiciones estaban dadas y era clarísimo que las relaciones con Fuerza Popular iban a ser beligerantes. El propio Presidente, con sus idas y venidas, dejó que el tema se desgastase demasiado para luego utilizarlo como artilugio de canje. Fue su última bala, la salvadora, pero este escenario de enfrentamiento de poderes pudo evitarse, si hubiera tomado la iniciativa de curar las heridas de campaña y tender puentes reales con el fujimorismo, ego y soberbia de lado. ¿En qué estaría pensando? Su sólo número ya constituía una fuerza avasalladora en el Legislativo. Aunque nunca lo reconozca, el Presidente ha tenido pésimos asesores, que le generaron una falsa confianza, jóvenes con poca o ninguna experiencia, técnicos de laboratorio, cuyas principales herramientas son las cifras macroeconómicas y Google maps.

PPK necesita un equipo sólido, con un rumbo claro, que no se deje amilanar por la politiquería y el discurso barato. No podemos seguir debilitando al Perú. El fujimorismo podrá haberle hecho algún daño al país, pero todo el engaño y montaje escudado tras un sórdido antifujimorismo lo está haciendo picadillo. ¡Basta ya!

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top