Ricardo Romero Talledo

Ricardo Romero Talledo

BRÚJULA COMERCIAL

Acerca de Ricardo Romero Talledo:

Proteccionismo: ¿avance o retroceso?

Las posibilidades de que se desate una guerra comercial como respuesta al anuncio de la Casa Blanca, en el sentido de que gravaría un arancel de 25 % a las importaciones de acero y de 10 % para las de aluminio, ha generado reacciones amenazantes sobre represalias por parte de los canadienses, su mayor proveedor, así como de la Unión Europea, si es que se llegan a aplicar. Medidas proteccionistas no son la mejor solución al déficit comercial que tiene Estados Unidos con sus socios comerciales. No obstante, en este caso, más que un razonamiento económico, estaría primando una promesa electoral.

La historia no miente cuando políticas proteccionistas han sido utilizadas como respuestas populistas a intereses políticos o económicos de industrias específicas. La década del setenta fue particularmente terrible para la economía peruana, debido a las políticas proteccionistas implementadas por el gobierno militar de turno, especialmente durante la administración del general Velasco, las cuales se plasmaron en la Ley General de Industrias de 1970. Así, se generaron distorsiones en la economía, ineficiencias productivas, aumento del desempleo en aquellas industrias vinculadas a los productos perjudicados, incremento de los precios que finalmente afectaron a los consumidores, entre otras consecuencias, que no contribuyeron en nada a dinamizar y asegurar un desarrollo económico sostenido del país.

En la historia reciente de Estados Unidos también existen ejemplos puntuales, precisamente sobre la imposición de mayores aranceles a las importaciones de varios productos de acero, los cuales oscilaron entre 15 % y 30 %, y que fueron ejecutados por el gobierno del presidente George W. Bush en 2002. En efecto, varios estudios, como el realizado por la consultora Trade Partnership, confirmaron que dicha medida tuvo resultados negativos en la economía norteamericana, como la pérdida de 200,000 puestos de trabajo en aquellas industrias que utilizan el acero como insumo, por ejemplo.

Continuar con esta política comercial será sin duda un retroceso y creará una innecesaria guerra comercial que afectará el crecimiento de la economía mundial. Por lo tanto, esperemos que las presiones que vienen ejerciendo los líderes del partido republicano, históricamente pro mercado, y que llevó a la presidencia a Donald J. Trump, lo persuadan a reflexionar sobre todo lo que está en juego. Especialmente con respecto al único tema en los que ha logrado avances políticos importantes, me refiero al actual dinamismo de la economía norteamericana generado gracias a la reforma tributaria recientemente aprobada.

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top
César Villanueva niega cambios en el Gabinete Ministerial

César Villanueva niega cambios en el Gabinete Ministerial