Ronald Arquiñigo

Ronald Arquiñigo

CUADERNO DE BITÁCORA

Acerca de Ronald Arquiñigo:

JARDÍN DE COSAS Y DE CIRCUNSTANCIAS

Entre los muchos libros de poemas publicados en el Perú, pocos son los que dedican en sus versos a la majestad de las cosas. Iván Rodríguez Chávez con su último libro “Jardín de cosas y de circunstancias”, les hace un homenaje y se atreve a nombrarlos y a darles vida. Si nos preguntamos si esas cosas u objetos son obra de un Dios, nos daremos cuenta de que no, que fueron los hombres los que los crearon y construyeron. En este libro, Iván les da vida como si les debiera gratitud y fueran sus amigos de siempre.

Ha elegido el camino del alma para brindarles su poesía y se ha esforzado por enaltecerlos, ya que casi siempre son marginados al uso de la rutina y después de utilizarlos, al olvido. Entre los muchos poemas podemos nombrar, por ejemplo, cómo define al pan como “corazón de amor”. Y habla a la humilde silla diciéndole: “ mi cuerpo agradece tus favores”, a la bicicleta: “mi vida pedalea tras dos ruedas”; conversa con su pasaporte: “si no te llevo no parto, si no te traigo no vuelvo”, y al trabajo: “te tengo a ti hasta en los sueños”.

Si Iván en “El jardín de cosas y circunstancias” les ha dado vida, es porque siente que les debe gratitud, como si fueran sus amigos de siempre y acepta que son esencias silenciosas que rodean a todo hombre, mostrando que las cosas y las circunstancias siempre ocuparon un espacio en su vida. No olvidemos que cuando el ser humano parte físicamente de esta tierra, lo único que deja como herencia son sus recuerdos (hasta que dure), su obra y los objetos que utilizó y lo acompañaron. El cuentista y poeta argentino Jorge Luis Borges ya había escrito: “Durarán más allá de nuestro olvido; no sabrán nunca que nos hemos ido”.

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top
Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito

Viaje de congresistas a Rusia genera descrédito