Sergio Salinas

Acerca de Sergio Salinas:

La IPC Titicaca

De acuerdo a la información publicada por Proinversión en su web, actualmente se encuentra abierta a expresiones de interés de terceros la Iniciativa Privada Cofinanciada para el Diseño, Construcción y Operación de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales del Lago Titicaca (IPC Titicaca), con una inversión estimada de S/ 850 millones, otro proyecto líder a entender del expresidente PPK. Vale decir, si en los próximos 60 días no surge un interesado competidor, la concesión será adjudicada directamente al consorcio privado proponente.

El proyecto consiste en una red de colectores, estaciones de bombeo, líneas de impulsión y la planta de tratamiento misma, que recogerá las aguas servidas generadas en las principales localidades que descargan en el lago Titicaca (Puno, Juliaca, Ilave, Azángaro, Ayaviri, Huancané, Yunguyo, Moho y Juli), que engloban más de 1.7 millones de habitantes. Obviamente, el principal beneficio del proyecto es la descontaminación del insigne lago, y los que de ello se derivan (salubridad, reducción de enfermedades, turismo, etc.).

Tratándose de una APP íntegramente cofinanciada, tanto la remuneración por la inversión en la infraestructura requerida (RPI) como su costo de operación y mantenimiento (RPMO) serán cargados al presupuesto público del MVCS durante 30 años, lo que nos obliga a preguntarnos si es la mejor opción para el uso de nuestros dineros públicos. De acuerdo a los estudios aprobados por la SUNASS (regulador del agua), el monto total de las inversiones programadas para el respectivo quinquenio tarifario de las 4 principales empresas municipales de agua de Puno (no hay información sobre EPS Norpuno) asciende a menos de la mitad del proyecto IPC Titicaca: Yunguyo S/ 11m (PMO 2009); Puno S/ 72m (PMO 2012); Juliaca S/260m (PMO 2007); Ayaviri S/ 5m (PMO 2009), aunque, ciertamente, para alcanzar metas parciales de cobertura en varias de ellas.

Estas inversiones incluyen, principalmente, servicios de agua potable y alcantarillado a poblaciones que actualmente carecen de ellos o los reciben en condiciones de calidad deficientes (pocas horas al día, o por debajo de los indicadores mínimos de potabilización, por ejemplo). Naturalmente, la inversión en esta infraestructura requiere la adopción de medidas para mejorar la calidad de la gestión del servicio, probablemente de la mano de operadores privados con credenciales suficientes.

La descontaminación del lago Titicaca genera beneficios innegables, sin duda, pero quizás el MVCS debiera concentrar sus esfuerzos en la solución de problemas de acceso al servicio que afectan dramáticamente a millones de peruanos.

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top