Walter Ríos Montalvo

Walter Ríos Montalvo

Columnista Invitado III

Acerca de Walter Ríos Montalvo:






¿Decisiones inoportunas?

Probablemente como respuesta ante el escenario de desaprobación, a inicios de semana la Comisión de Ética del Congreso, actualmente presidida por una congresista oficialista, decidió reabrir investigación contra una parlamentaria acusada de haber pagado 10 mil soles al director del presunto colegiado donde habría concluido sus estudios secundarios.

La decisión parece acertada, pues en abril pasado se decidió archivar la denuncia que le fuera entablada a raíz de investigaciones periodísticas; en efecto, y como sostuve en una anterior ocasión: “Hasta ahora no se ha establecido quién ordenó el depósito de S/ 10, 000.00 a la cuenta corriente del exprofesor de la parlamentaria días después de que éste declaró ante la Comisión de Ética. ¿Acaso es una mera coincidencia el traslado de una mayúscula suma de dinero? Más aún: ¿Acaso no tiene relevancia que la persona que depositó aquella cantidad sea el padre de uno de los excolaboradores más cercanos de la parlamentaria?” (RÍOS MONTALVO, Walter: “¿Ley del embudo?” Publicado el 8 de abril en el diario Expreso).

No obstante, y sin perjuicio de la buena voluntad parlamentaria por averiguar la verdad de los hechos denunciados, aparentemente nuestros Padres de la Patria, que, sin duda alguna, con esta actitud demuestran querer hacer bien las cosas, se enfrentarían ante un obstáculo jurídico representado por el instituto de la cosa juzgada. Para graficarlo en palabras simples, una autoridad no se puede volver a pronunciar por un hecho que ya fue sentenciado y contra el cual no cabe interponer ningún medio impugnatorio.

En efecto, el artículo 178° del Código Procesal Civil dispone que una sentencia con la autoridad de cosa juzgada solamente podrá ser cuestionada si, entre otros supuestos, hubo colusión entre juzgador (en este caso, integrantes de la Comisión de Ética) y parte procesal (vale decir, congresista investigado).

Entonces, ante el presente escenario que dispuso reabrir investigación contra la parlamentaria anteriormente absuelta en una ajustada votación por el expresidente de aquella comisión, no resultaría ilusorio imaginar que, desnaturalizando la finalidad para la cual fue concebida en un inicio la nulidad de cosa juzgada fraudulenta, el argumento principal de su defensa se base en la inmutabilidad de una decisión inimpugnable.

Habrá que observar y estar atentos en cómo los congresistas que, en incuestionable decisión acertada, reabrieron investigación contra la parlamentaria representante del departamento de Áncash, afrontarán este problema, pues es indudable que el interés público y legítimo por conocer qué fue lo realmente acontecido en este caso merece una respuesta satisfactoria que, después de una amplia actuación de medios probatorios dentro de las reglas del debido proceso, determine si hubo o no responsabilidad disciplinaria.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Paloma Noceda denuncia a Luis López Vilela por tocamientos indebidos

Paloma Noceda denuncia a Luis López Vilela por tocamientos indebidos