HA SIDO EL NÚMERO UNO DE SU ARMA Y EN LOS ASCENSOS

José Huerta: Rechazan campaña de desprestigio contra ministro de Defensa

Exjefe de comando conjunto de las FF.AA., almirante Montoya, señala que nunca se firmó un acta de “sujeción” ante el montesinismo.



El expresidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y almirante en retiro Jorge Montoya rechazó de plano la campaña orquestada contra el ministro de Defensa, general EP (r)  José Huerta Torres, a quien se acusa de haber firmado una supuesta “carta de sujeción” al régimen de Alberto Fujimori y su asesor de inteligencia Vladimiro Montesinos el 13 de marzo de 1999.

“Yo mismo ha asistido a esa reunión donde no hubo ninguna sujeción sino una lista de asistencia que nos obligaron a firmar a todos los participantes. Un acta se firma en todas las hojas del documento y no en una sola hoja, como ha sucedido en esa fecha; este es además un tema que ya ha sido judicializado”, dijo Montoya en declaraciones a EXPRESO.

Con relación a la judicialización del caso en el 2003, es de recordar que todos los oficiales que firmaron con esa práctica coercitiva fueron declaradas víctimas por el delito de violencia agravada al funcionario público, y los responsables fueron sentenciados a cuatro años de prisión efectiva y en instancia superior, el 2006, le aumentaron a seis años de prisión.

“Este tipo de campañas –como es conocido– buscan las ‘debilidades’ ficticias de las nuevas autoridades, prácticas del pasado que deben ser dejadas de lado porque no afectan tanto al titular de Defensa, en este caso al ministro Huerta Torres, sino al Gobierno, al presidente Martín Vizcarra y a la gobernabilidad”, subrayó el alto oficial de la Armada Peruana.

Por su parte, el experto en tema de Defensa, Andrés Gómez de la Torre, sostuvo que “la llamada ‘acta de sujeción’ para unos, o ‘lista de asistencia’ para otros, es la expresión de una estructura jerárquica de las Fuerzas Armadas que en ese momento fueran sometidas al poder político”.

“Ahora, que el ministro de Defensa haya recibido el respaldo del Presidente de la República [Martín Vizcarra] y del titular de la Presidencia del Consejo de Ministros, implica que en la actualidad el tema ha pasado a ser un hecho del pasado y debería entenderse en ese contexto”, añadió.

ESPADA DE HONOR

El mismo general Huerta Torres no negó haber firmado ese documento, pero “sin tener nada que ver con Montesinos ni su entorno, esto porque fue un acto de abuso de poder e intimidación, porque nos citaron a todos por orden del Comando” a la base de Las Palmas bajo amenazas.

Como prueba de que Huerta Torres no formó parte de la cúpula montesinista está su ‘file’ de servicios en el Ejército, donde se incluye la Resolución Suprema Nº 286 DE/EP del 29 de agosto del 2000 en que la citada cúpula le dio de baja siendo general de brigada e impidiendo su ascenso a divisionario.

Posteriormente, cuando cambia el escenario político con la implosión de la autocracia fujimorista, mediante Resolución Suprema Nº 749 DE/EP se dejó sin efecto la anterior resolución 286, siendo incorporado al servicio activo por orden del entonces ministro de Defensa, Walter Ledesma, siendo presidente del Consejo de Ministros Javier Pérez de Cuéllar y presidente transitorio Valentín Paniagua.

Huerta Torres fue reivindicado mediante otra resolución suprema, la Nº 847 del sector Defensa, también con las rúbricas de Pérez de Cuéllar y Paniagua, siendo ascendido al grado de general de división a partir de 1 de enero del año 2001.

La campaña de la prensa concentrada y sus aliados choca además con otros hechos tangibles y probados de la biografía de Huerta en su alma máter, la Escuela Militar de Chorrillos (EMCH), y su mismo desempeño en el Ejército del Perú.

El actual ministro de Defensa egresó de la EMCH con el primer puesto en el arma de Artillería y desde entonces siempre fue el número uno de su arma y ascendió en todos los grados como el Nº 1. “Esa es la verdad, que los medios de comunicación desconocen o esconden, y como prueba están las resoluciones firmadas o rubricadas”, dijo un oficial de su entorno.

En su hoja de vida está además que realizó estudios de Artillería Antiaérea en la ex Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y participó en cursos de Comando y Estado Mayor, Superior de Inteligencia, Desarrollo y Defensa Nacional en el Centro de Altos Estudios Nacionales (CAEN), entre otros logros académicos.

Basado en el conocimiento de esta hoja de vida, el titular de la Comisión de Defensa del Congreso de la República, Javier Velásquez Quesquén (CPA), dijo que las circunstancias de la “carta de sujeción” que se le atribuyen al general Huerta “no lo descalifican”. “Yo tengo la impresión de que es un oficial meritorio si vemos su trayectoria”, aseguró el legislador aprista.

Factor castrense

La campaña de desprestigio del ministro de Defensa se da porque el factor civil en el sector, por lo general dominado por la llamada ‘izquierda caviar’, está siendo desplazado por el factor castrense que tiene como ventaja la continuidad de las políticas de Estado que se ha implementado desde que el mismo general Huerta fuera viceministro de Políticas para la Defensa.

PLINIO ESQUINARILA









Top
La Interoceánica Sur no tuvo aprobación técnica

La Interoceánica Sur no tuvo aprobación técnica