Abuso en Radio Nacional: periodista Raúl Sotelo es despedido tras denunciar censura

IRTP le abrió un proceso administrativo y, finalmente, lo destituyó del cargo de periodista radial.

Por C. Alfredo Vignolo G. del V.

El periodista radial, Raúl Sotelo, denunció que fue despedido de Radio Nacional del Perú, luego de que hizo pública una censura a su libertad de expresión por parte del gerente de la emisora perteneciente al Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP), entidad adscrita al Ministerio de Cultura (Mincul).

Según Sotelo —hombre de prensa radial de larga data—, se desempeñaba como coordinador general de Prensa de Radio Nacional, cuando recibió una llamada del gerente Francisco Mejorada para que de inmediato retire una publicación que había hecho en su cuenta personal de Facebook, en donde cuestionaba la gestión de la entonces ministra de la Producción, Rocío Barrios.

«Yo le contesté que era legítima, porque no comprometía a la radio y porque estaba en mis redes personales», agregando que la publicación no era difamatoria, sino la opinión de un periodista profesional y colegiado sobre la gestión de una autoridad del Estado, ejerciendo su derecho como ciudadano.

TAMBIÉN LEE: Cusco: Aeropuerto Alejandro Velasco Astete restableció sus operaciones

Consecuencia de esta actitud vejatoria por parte de Mejorada, Sotelo tuvo que solicitar licencia sin goce de haberes en la emisora, porque no se sentía bien seguir trabajando con funcionarios que no le permitían ejercer sus labores periodísticas con irrestricto respeto a la libertad de expresión, como señala el artículo 2 de la Constitución Política.

Sotelo señaló que transcurrido el plazo de licencia solicitado, no se reintegró a laborar en Radio Nacional, porque seguía en su puesto el mismo funcionario que había vulnerado su derecho a opinar libremente. «No podía laborar en un lugar donde sentía una persecución por mis opiniones de índole político», sostuvo.

Afirmó que dio cuenta de ese atentado a su libertad de expresión a las máximas autoridades del IRTP para que adopten las medidas correctivas correspondientes y garanticen que los periodistas de Radio Nacional puedan desarrollar sus actividades sin ningún tipo de censura.

Sin embargo, IRTP le abrió un proceso administrativo y, finalmente, lo destituyó del cargo de periodista radial, a través de la resolución de la Gerencia General D000001-2023-IRTP-GG.

«El documento me sanciona con la destitución, pero no dice nada sobre la grave denuncia que presenté, con las pruebas correspondientes, sobre la vulneración a un derecho constitucional de un ciudadano peruano», amparado no solo en la jurisprudencia nacional, sino internacional.

TAMBIÉN LEE: Derrame de petróleo en Ventanilla: pescadores siguen afectados a un año del desastre

Sotelo, periodista colegiado y profesor en la Universidad Jaime Bauzate y Meza, laboró ininterrumpidamente durante 33 años en Radio Nacional. Ingresó como practicante en septiembre de 1988 y, durante estas tres décadas, fue redactor, reportero, conductor de noticias, jefe de prensa y encargado de la gerencia de Radio Nacional, hasta el vejamen de que fue objeto por la gerencia de Radio Nacional en contubernio con el IRTP.

Carta

Finalmente, Sotelo invocó la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que señala en su artículo 19: «Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión».

Además, la Declaración de Chapultepec, numeral 2, «Toda persona tiene el derecho a buscar y recibir información, expresar opiniones y divulgadas libremente. Nadie puede restringir o negar estos derechos»; numeral 5, «La censura previa, las restricciones a la circulación de los medios o a la divulgación de sus mensajes, la imposición arbitraria de información, la creación de obstáculos al libre flujo informativo y las limitaciones al libre ejercicio y movilización de los periodistas, se oponen directamente a la libertad de prensa»; y numeral 10, «Ningún medio de comunicación o periodista debe ser sancionado por difundir la verdad o formular críticas o denuncias contra el poder público».

TE PUEDE INTERESAR: