ADN confirma paternidad de ciudadano chileno
A+

La prueba de ADN practicada al matrimonio chileno encarcelado en el Perú por presunta trata de personas al intentar salir del país con mellizos concebidos mediante un vientre de alquiler, confirmó que el hombre es el padre de los niños, anunció el abogado de la pareja.

El letrado Fernando Silva, quien también defiende al director de la clínica limeña a la que los chilenos acudieron para llevar un proceso de maternidad subrogada, solicitó la inmediata liberación del matrimonio al demostrarse que el hombre es el padre biológico de los bebés.

“Agradecemos la rapidez del laboratorio que hizo los análisis. Era necesaria en este caso. Hay dos personas detenidas de manera injusta. El laboratorio nos ha informado que los resultados de la prueba ya están en camino a la Fiscalía”, comentó Silva.

Aunque el vientre de alquiler no tiene legislación en el Perú, el abogado defendió la “completa legalidad” del procedimiento porque no existe ninguna prohibición para ello.

Silva explicó que los chilenos decidieron hacer el procedimiento de maternidad subrogada (vientre de alquiler) en el Perú por el prestigio que tiene el médico Luis Noriega, de la clínica Concebir, en toda Latinoamérica. “El doctor Noriega realiza 7,000 procedimientos de ese tipo al año”, precisó.

La Comisión de Acceso a la Justicia de Personas Vulnerables del Poder Judicial recordó que, ante nuevas pruebas, los jueces deben liberar de manera inmediata al matrimonio chileno “a fin de evitar o superar situaciones de injusticia”.

Los esposos chilenos Rosario Madueño y Jorge Tovar, de 46 y 48 años, respectivamente, permanecen por ahora en las prisiones de Ancón II y del Callao, respectivamente, donde fueron recluidos desde este lunes de manera preventiva por doce meses.

El delito de trata de persona conlleva una pena no menor de 25 años de cárcel, aunque en el Perú la maternidad subrogada no cuenta con un marco normativo explícito que la regule, por lo que no está permitida ni prohibida.

Como es público, los ciudadanos chilenos fueron intervenidos el 25 de agosto pasado en el aeropuerto internacional Jorge Chávez, cuando se efectuaban los trámites para salir del país con los niños recién nacidos.

El ginecólogo chileno César Cafatti comentó que Rosario Madueño -la esposa de Jorge Tovar- se sometió en Chile a múltiples tratamientos de fertilidad, pero además debió superar dos cuadros de cáncer.

CUSTODIA

Los niños del matrimonio chileno están bajo custodia de las autoridades peruanas y son atendidos en un Centro de Acogida Residencial del Instituto Nacional de Bienestar Familiar (Inabif).

“QUERÍA QUE SEAN FELICES”

La mujer que llevó el embarazo de los hijos de Jorge Tovar y Rosario Madueño aseguró que prestó su vientre para ayudar a la pareja de esposos. Asimismo, enfatizó que lo hizo por voluntad propia y considera que no es justa la medida judicial contra ambos.

“Me siento muy triste. Conozco a los señores Rosario y Jorge, y he visto cuánto han luchado para tener a sus bebés. He vivido su dolor”, dijo.

“Nadie me ha obligado, lo hice porque soy madre y sé la felicidad que uno siente por ser mamá. Quería que sean felices, que disfruten de sus bebés. Ahora están separados y eso es lo que más me duele. Tanta ilusión para tener a sus bebés y ahora están separados, no es justo, sé que ellos están sufriendo mucho. No es justo lo que les han hecho”, agregó.

En ese sentido, reconoció que fue una colaboradora para ellos y que, desde el inicio del embarazo, ellos siempre se han mostrado felices. “Cuando hablábamos, me preguntaban cómo iba el embarazo y ellos se emocionaban”, narró.