Alférez PNP habría abusado de suboficial
A+

Decidió pasar de un bando a otro en cuestión de minutos, echando a perder su proyecto de vida y el esfuerzo de toda su familia, que lo ayudó para que logre egresar de la Escuela de Oficiales de la Policía Nacional del Perú.

Se trata del alférez PNP Jhoel Omar Gonzales Sánchez, quien no habría tenido reparos en abusar sexualmente de una suboficial, también de reciente egreso, que se encontraba bajo su mando, integrante de la Unidad de patrullaje a pie del Callao (Unipapie).

Sin embargo, el presunto abuso perpetrado contra esta mujer policía, quien valientemente decidió acusar a su agresor, con el apoyo de su madre y hermana, recibió inicialmente la triste respuesta que reciben muchas mujeres en nuestro país en numerosas comisarías, luego de haber sido violentadas.

Según un documento interno de la propia institución, que circuló por las redes sociales, se pudo conocer que el mayor PNP Dilton Juan Torres Lugo, jefe de la víctima y de la Unipapie, cuya sede funciona en el Complejo Policial Alipio Ponce en el Callao, no actuó como corresponde a un jefe policial y de manera desafiante habría dicho a la suboficial, que si desee denuncie el hecho, pero que él no podía dar mayor atención al tema en ese momento.

Indignada, la suboficial junto a su familia, acudió de inmediato a la Depincri Bellavista, donde atendieron su denuncia, cuyos efectivos acudieron de inmediato a la Unipapie, en busca del presunto agresor y se dieron con la sorpresa que Jhoel Gonzales Sánchez se habría dado a la fuga, por lo que procedieron a detener al mayor PNP Torres

Lugo, acusándolo del delito contra la administración pública u omisión de funciones, al no intervenir de manera oportuna al alférez PNP Jhoel Omar Gonzales Sánchez.

SECUENCIA DE LOS HECHOS

El pasado 31 de octubre, la víctima hacia su servicio de a pie en la jurisdicción del Callao, y al promediar las 17:33 horas, recibe la orden directa por parte del denunciado a que se apersone a su base, ubicada en el Complejo Policial Alipio Ponce. Al llegar se entrevista con el alférez PNP acusado, quien le indica que interne su arma de fuego y que se cambie de ropa civil y se dirija a la Av. Comandante Villar (a espaldas del complejo policial).

Al llegar al lugar señala que se encontraba el alférez a bordo de un taxi, vehículo que abordó y ambos se dirigieron a un conocido restaurante en el Mall de Bellavista, al promediar las 18:00 horas; tras tomar algunos aperitivos, la denunciante, según el documento, señala que no recuerda más, para luego despertar sola en la habitación de un hotel con el pantalón abajo, sin polo ni brasier, con su ropa interior a un costado, sin celular ni otra pertenencia más que su tarjeta Multired. Al salir, el cuartelero señala que su acompañante se retiró a las 23:00 horas del día anterior, y ya eran las 04:50 del 1 de noviembre.

En ese momento, acudió a su unidad, donde encontró a su mamá y hermana, quien la esperaban preocupadas. Tras contarle los hechos, decidió denunciar a su presunto agresor.

NO HABIDO

El alférez PNP Jhoel Omar Gonzales Sánchez se encuentra no habido tras hacerse público los hechos, incluso habría borrado su cuenta de Facebook.

ABANDONO DE SERVICIO

Independiente del presunto delito cometido por el alférez Gonzales Sánchez, resulta cuestionable que la víctima haya decidido realizar el abandono de su servicio, eso resulta inaceptable, aun si su jefe directo se lo pide, porque evidentemente se dio cuenta que fue llevada a un lugar público, mientras estaba en horas de trabajo. Estas irregularidades serán determinadas tras la investigación pertinente.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.