FEMINICIDIO NÚMERO 98. BUSCAN A PAREJA DE VÍCTIMA

Asesinan a madre de tres menores en SJL

Hijos de siete y once años hallan restos de su progenitora en precaria vivienda.

Asesinan a madre de tres menores en SJL
  • Fecha Viernes 2 de Agosto del 2019
  • Fecha 9:37 am

Una madre que vendía caramelos para mantener a sus tres hijos fue asesinada a puñaladas por su pareja en su casa, en San Juan de Lurigancho. Lucía Ceras Escobar (33), fue hallada sobre su cama a las 7:30 de la mañana de ayer por sus dos menores hijos de 7 y 11 años, quienes asustados salieron a pedir auxilio a los vecinos.

El escenario del crimen fue una precaria vivienda del asentamiento humano Ampliación Los Heraldos de Motupe. La Policía presume que el autor del feminicidio sería su conviviente Julio César Moscol Gamarra (44), denunciado en varias ocasiones en la comisaría de 10 de Octubre por violencia física y sicológica. “Ella salió el miércoles al hospital para curarse un diente y regresó el jueves en la mañana.

Eso no le gustó a Julio César, quien mandó a sus dos menores hijos donde una amiga”, contó una vecina. Luego, el presunto homicida se quedó con la mujer y la hija de nueve años, la misma que presentación y como su madreera apuñalada por su padre, quien se la llevó tras el crimen.

El fiscal y peritos de Criminalística demoraron más de 8 horas para llegar al lugar de la tragedia e investigar y efectuar el levantamiento del cadáver a la morgue de Lima. Ambos menores de 7 y 11 años fueron llevados a la comisaría del sector. Lucía Ceras es la víctima número 98 de los feminicidios registrados este año en el Perú.

VIGILANTE A PRISIÓN

La Corte Superior de La Libertad ordenó nueve meses de prisión preventiva contra el vigilante Ronald Alfredo Vera Alfaro (37), quien confesó haber asesinado a la joven modelo Karina Copia Pérez en una vivienda de la urbanización El Golf, en la ciudad de Trujillo.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales deFacebook Twitter.



Top
Ya hay licencia para robar y matar

Ya hay licencia para robar y matar