Así opera el mercado de abortos clandestinos en Lima

Falsos médicos ofrecen realizar abortos en las más insalubres condiciones.

  • Fecha Domingo 16 de Junio del 2019
  • Fecha 10:12 pm



Falsos médicos ofrecen  ilícito servicio de aborto, es decir, interrupción del embarazo, a través de metodologías que ponen en riesgo la vida de la gestante. Un reportaje de Panorama pone al descubierto el modus operandi de las clínicas clandestinas que operan en distintas partes de Lima, específicamente en los distritos de Lince y Jesús María.

Uno de los centros médicos se ubicaba en la avenida Garzón y fue clausurado durante la realización del reportaje. En dicho local se encontraron jeringas reutilizadas, guantes sucios o con manchas con sangre, medicamentos vencidos, ventanas cerradas con papel, instrumentos sucios u oxidados, entre otros.

PUEDES VER: Jorge Nieto: Vizcarra no debió participar en expulsión de venezolanos.

El reportaje estuvo a cargo de la periodista Vicky Zamora, quien se hizo pasar por una paciente embarazada que busca acceder a un aborto. Tras visitar varios falsos centros médicos, el reportaje dio a conocer una nueva forma de captar a las víctimas, que consiste en una comunicación previa a través de redes sociales o buscadores de internet. El contacto de la falsa clínica iniciará una etapa de comunicación fluida con la víctima a fin de generar un entorno de confianza.

El siguiente paso, expone el reportaje, es el encuentro entre el ofertante y la cliente en una zona pública, que se realizará lejos del establecimiento de operación. Una vez finiquitado el diálogo, ambos se dirigen al local para ingresar a una habitación que aparenta ser una sala de operaciones en donde el falso médico procederá con el aborto. En estos negocios se intenta lograr la menor comunicación posible entre la paciente y el médico, razón por la cual siempre se interpone un intermediario que proporciona toda la información.

PUEDES VER TAMBIÉN: Citan a ministros por red de pornografía.

Los precios van acorde al tiempo que la mujer lleva como gestante. Un aborto de nueve semanas de embarazo, por ejemplo, requiere la inversión de S/ 850. En otra clínica, se cobra S/ 700 por un embarazo de apenas dos semanas y el procedimiento podría durar entre cinco a diez minutos.

En estas clínicas todavía se utilizan métodos caducos como el aspirado o la succión, y se llevan a cabo con utensilios de dudosa higiene y en manos de pseudo médicos de los cuales, uno de ellos ha asegurado también laborar en un Hospital de la Solidaridad.

Abortos los hay y seguirán habiendo, sea de manera legal o ilegal. El debate sobre su despenalización es otro tema. Mientras tanto, el mercado negro en esta materia sigue tan vigente y sus establecimientos podrían estar a la vuelta de la esquina.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.












Top
Al descubierto pacto corrupto

Al descubierto pacto corrupto