Beto Ortiz: “La muerte lacerante de Alan García me ha llenado de rabia y de tristeza”

El periodista dijo que, por el bien del país, más vale que Jorge Barata acuse y tenga muchas pruebas en contra del exmandatario.

(Foto: Édgar Machaca/EXPRESO)
  • Fecha Domingo 21 de Abril del 2019
  • Fecha 2:31 pm



El periodista Beto Ortiz manifestó que el repentino suicidio del expresidente Alan García Pérez, acontecido el pasado 17 de abril, lo ha llenado de tristeza y rabia.

“Lo que siento es pena, indignación y también vergüenza de formar parte de esta extraña especie de tribu caníbal que, no contenta con condenarte sin siquiera haber sido sentenciado, se solaza distribuyendo la foto de tu cuerpo ensangrentado para multiplicar así el dolor de tus hijos, de tu mujer, de tu familia. Y, no contenta con eso, la turba te insulta y te escupe mientras agonizas. Y cuando ya dejaste de existir, sale una ministra a decir que –un momentito– no te has muerto todavía, porque todavía falta terminar de rebuscarte los cajones de la cómoda. Y cuando ya no pueden ocultarlo más, tuitean muy apuradas, muy consternadas condolencias para certificar –ahora sí– tu defunción, para que la ciudadanía pueda seguir insultándote y escupiéndote también después de muerto”, precisa en su columna publicada hoy en Perú21.

“Eso, señores, no son las redes sociales, no son los trolls, no son los haters, no. Eso es el Perú. El Perú en todo su esplendor. Tal es nuestra naturaleza, nuestra esencia, nuestra entraña. El estigma de la peor violencia imaginable ha de estar ya muy bien grabado en nuestro ADN porque lo que ha ocurrido esta semana aquí, francamente, da pavor, da ganas de tomar el primer avión y mandarse mudar para siempre, de nacionalizarse ciudadano de cualquier otra parte”, agrega Beto Ortiz.

TAMBIÉN PUEDES VER: Nidia Vilchez sobre carta de Alan García: Fue escrita semanas atrás

Sobre las investigaciones que se le seguían al exmandatario por los delitos de colusión y lavado de activos en el caso de los sobornos pagados por Odebrecht a funcionarios de su segundo Gobierno para la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima, el conductor de “El Valor de la Verdad”  dijo que, por el bien del país, más vale que Jorge Barata (exdirectivo de la constructora brasileña) acuse y tenga muchas pruebas en contra del exmandatario.

Alan García Pérez falleció en el Hospital Casimiro Ulloa, hasta donde fue trasladado de emergencia luego de dispararse en la cabeza para evitar ser detenido preliminarmente por diez días en marco del caso Odebrecht.

CARLA GARCÍA

“‘Es rara esta sensación de que ya no tengo a nadie a quién cuidar’ –me dijo Carla esta mañana. ‘Y también peligrosa’ –le contesté, habiendo constatado con orgullo que había dejado, por fin, de preocuparse por guardar las formas y había mandado a la mierda ejemplarmente a Mónica Sánchez y a Nicolás Lúcar en el Twitter de la misma épica manera en que Cuki Cheesman lo había hecho con Sol Carreño y Allan Wagner. Cuki, que fue la única persona a la que Alan llamó aquella aciaga mañana para despedirse, para decirle cuánto la amaba antes de emprender el viaje final. Piense el lector en quién sería la persona a la que llamaría en semejante circunstancia. Pregúntese si tiene la suerte de tener en su vida semejante amor”, cuenta Ortiz.

El hombre de prensa culmina la historia, respecto a la hija mayor del desparecido expresidente, de la siguiente manera: “Una década antes de conocer a Carla, yo había conocido a su papá en el Café Malakoff de París en el año 2000 así que mi fascinación por su endemoniada inteligencia y su exquisita erudición es muy anterior a mi público camote por ella (que muchos me recuerdan permanentemente, creyendo ponerme en apuros, sin saber lo muy feliz que me hacen). La noche del domingo pasado ella y yo conversábamos sobre si –en medio de tanta turbulencia política– debía o no debía hacer el viaje a México que tenía planeado. En un primer momento, sabiendo cuánto le había afectado toda esta historia, voté porque se fuera, pero luego temí que algo malo ocurriera y solo atiné a decirle: ‘Piensa que si algo pasa tardarás prácticamente un día en regresar’. Dos días más tarde, en el Duty Free del aeropuerto Jorge Chávez, Carla se fundía en un solo, interminable abrazo con sus hermanos Federico y Luciana que también llegaban de distintas partes del mundo al funeral de su papá. No he visto a nadie defender a su padre como lo ha defendido Carla. Estoy seguro de que ella daría su vida porque él siguiera vivo todavía”.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








Top
José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva

José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva