Canatur: Con las pruebas moleculares negativas, no debería ser necesaria la cuarentena
A+

El presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Carlos Canales, señaló que no debería ser obligatorio un confinamiento para viajeros provenientes del extranjero si ya cuentan con una prueba molecular negativa de la COVID-19.

En esa línea, el titular de Canatur recomendó al Gobierno adquirir pruebas moleculares y ponerlas en los aeropuertos como se está haciendo en otros países.

«El sector cree que con las pruebas moleculares, si te la toman en el aeropuerto, no debería ser necesario la cuarentena; es una prueba molecular que te sale radiografía al día. Vienen con su papel, pero le tomo la prueba en el aeropuerto. Si está positivo se va a hacer su cuarentena, si es negativo continúa como se hacen en diversas partes del mundo», declaró en RPP.

Como se recuerda, el Ejecutivo informó, a través de un Decreto Supremo, que las personas que ingresen desde el 4 de enero al Perú, independiente al país de procedencia, deberán cumplir una cuarentena obligatoria por 14 días.

PUEDES VER| Covid: crónica de una tragedia

Por otro lado, Canales indicó que el Estado debería implementar medidas que apoyen el turismo interno debido a que «durante los próximos meses» el país vivirá de ello.

«Durante los próximos 24 meses el Perú va a vivir de turismo interno y eso lleva a impulsar la demanda, es decir ingresar liquidez al mercado para que la gente con algunas restricciones económicas pueda impulsar a través de unas líneas de crédito el consumo de viajes», explicó.

«Nosotros hemos solicitado la reducción del IGV a un 5% o 8% como se ha hecho en Argentina, Brasil o México, era muy importante para reactivar el sector turismo y ser competitivos, así como un tema de renta y cambio de plazos de gracias, ampliarlos más», agregó.

PUEDES VER| PNP: “invitan” al retiro a 57 coroneles, 58 comandantes y 30 mayores

Como parte de los ejemplos, Canales mencionó a Argentina, en donde se decidió subsidiar al 50% de todos sus ciudadanos que viajaban al interior del país con la devolución de un bono a través del Banco de la Nación, y a Colombia, en donde se redujo el IGV del 20% al 5% y se otorgó una línea de crédito para impulsar la demanda, además de una línea de crédito de largo plazo para reestructurar deudas.

Encuentra la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.